martes, 30 de junio de 2015

Viaje a Málaga, Andalucía.


Hola, hola esnifadores de purpurina, hoy vengo hablar de mi viaje a Málaga. (¡Unicornio por el mundo!) Sólo que no ha salido de Andalucía. Debo de admitir de que la playa esta fatal, digamos que la ciudad de Málaga no puede destacar por la playa, porque está asquerosa. Siento ir tan al grano, pero el primer tacto con la arena y el agua de esa playa no fue muy agradable.

Creo que lo mejor es empezar por el principio y eso quiere decir que debemos recordar el desastroso Jueves que viví antes del viernes. (Como es obvio) En la entrada anterior escrita antes de hacer el viaje, hablo de una amiga y de un incidente. Pasamos buena noche preocupada por ella, porque 1) Se había caído y yo había dicho "Llevemos la al ambulatorio" todos pasaron de mi y paso parte de la noche esperando resultados 2) en parte fue culpa mía por decir "Inténtalo" y 3) Sí todo era grave, no había viaje por tanto 4) no habría que madrugar y eso hay que saberlo antes de dormirse.  Como al final fui al viaje habréis supuesto que 1) Se encuentra mucho mejor y los resultados no fueron malos y 2)Madrugamos. Así que el viernes por la mañana mi amiga Cha y su mamá vinieron a recogerme.
A pocos minutos de que el tren saliera estábamos todos reunidos. Tras un divertido trayecto llegamos a nuestro destino.

Primer día en Málaga. 

Cuando el tren llegó todos nos bajamos (obviamente) para descubrir que la estación estaba en un centro comercial, pero nosotros no echamos cuenta a eso teníamos un plan: Primero: Ver tiendas frikis, segundo: Recargar bonobus y tercero: Esperar a Nix. (Nix nuestro amigo Cordobés)
Al cumplir la primera parte del plan, fue como entrar en un paraíso, la tienda era enorme era como tres nostromo juntos y había numerosas figuras, gran cantidad de mangas, peluches en abundancia y una montaña de juegos de mesa y de rol. Fueron muy grandes nuestros impulsos por no gastar dinero a lo loco en esa tienda. 

Salimos de ella con los dientes muy largos y pusimos rumbo a la siguiente parte del plan: Recargar el bonobus. En cuanto lo hicimos, no nos atrevimos a cumplir la tercera parte del plan y decidimos cumplirla en un lugar con aire acondicionado así que cogimos el bus y nos fuimos a casa a esperar a Nix. Fuimos al carrefour a hacer las compras, compramos un zumo. que luego nos arrepentimos de comprar, leche, harina y huevo (para los crepes que Lium y J hicieron con mucho amor.) Luego volgimos al piso para seguir esperando a Nix con el aire encendido.
Comenzamos una partida de parchís a la que Nix se incorporó cuando llegó. Fue divertido ya que le  hicimos una foto al tablero y nos fuimos a la playa para finalmente continuar jugando al parchís. En realidad nuestra intención era bañarnos y pasar un día de playa en la playa, pero al acercarnos al agua y primero divisar una plástico de compresa más adelante la compresa y luego un pino (Mierda, caca, excremento) como que se nos quito la ganas de pasar el día en remojo. Nos dimos un baño por el esfuerzo de haber corrido entre la arena caliente (que miento eso de arena tenia muy poco) Pasamos el resto de la tarde jugando al parchís hasta que nos aburrimos (siempre con la misma partida, nadie ganó, nunca.) Cuando nos aburrimos pues jugamos al "Yo nunca he" con un zumo que estaba francamente asqueroso.
 Luego la marea subió o bajo, no lo sé, el caso es que cuando nos fuimos a hacer la sesión de fotos no había rastro de la mierda lo cual fue guay porque me pude volver a bañar un ratito en agua más o menos limpia.

Cuando volvimos a casa (del papa de Cha), nos duchamos y cenamos crepes,dejamos unos cuantos para desayunar y nos lo pasamos bien hasta que nos entro sueño y nos acostamos.

Segundo día en Málaga.

Nos despertamos a las ocho y pico, perezosamente desayunamos crepes y pan con Nutella y vimos "Selfie Show" un programas de niños que hacían el gamba de distinta manera. Tras eso se puso en marcha el día de turismo. Todo empezó con la visita a una exposición de pintura, pero no nos quedamos agusto con ver esos cuadros tan simple de calles y escaparates de tienda, así  que fuimos al museo de Picasso. A interpretar arte abstracto.

Fue muy divertido, ya que debido a la forma tan partícula de los rostros, que cada uno daba una interpretación diferente. Ademas aprendimos mucho del propio pintor. ¿Sabíais que Picasso  cada vez que retrataba una mujer resaltaba los rasgos que a él le parecían más interesante? Seleccionaba aquellos rasgos que para él transmitieran a la vez su aspecto físico y su temperamento. Entonces cada vez que veíamos a una mujer pues yo pensaba que rasgo sería lo que el pintor había seleccionado especialmente para que nosotros captáramos su rostro y su temperamento.  Entonces luego nos encontramos con "Olga Khokhlova con mantilla" un cuadro donde el rostro de la mujer esta perfectamente proporcionado y todo perfectamente colocado en su sitio, se trataba del retrato de su esposa. Olga era una bailarina rusa que conoció en roma, cuando el ballet llegó a España, Olga se quedo con Picasso en Barcelona. Picasso hizo este cuadro para significar su compromiso y como prometida la presentó a su familia.

El que más me gustaba a mi de Picasso no estaba, cosa que sinceramente me decepciono, pero en la exposición me enteré del sentido que tenia el acróbata. Picasso lo pintó con la intención de que miraras por donde lo miraras, vieras la figura de un hombre dentro de una caja. y tras muchos giros de cabeza es obviamente que un acróbata con su flexibilidad puede ponerse de todas esas posiciones. Picasso veía el mundo de una forma muy extraña, pero me parece genial que haya querido compartirlo con el mundo de esa forma tan divertida.

Yo quería entrar en la casa de Picasso, pero ya habíamos tenido suficiente arte, así que pusimos rumbo a Alcazaba. Cuando llegamos, leímos en un cartel que era una larga caminata así que decidimos ir a comer primero. Dimos con un bar, cuyo camarero era muy amable y le brotaba simpatía hasta por las orejas. Nos fuimos con el estomago lleno y muy satisfecho con el trato dado. Compramos una botella de agua y nos fuimos a la alcazaba. Unas vistas de mar y montañas muy indescriptibles.

Lo peor fue el ascenso hacia el gibralfaro, madre mía, que subida y que calor. ¡Qué poco nos duró el agua! Fue un milagro llegar al mirador y tener ganas de seguir subiendo. (Vale, no puedo engañaros, nos parábamos cada dos por tres a descansar y tuvimos un incidente en el mirador por falta de agua, pero no fue nada ¿Verdad J?) Ahora no podemos arrepentirnos de no haber subido,porque lo hicimos y aunque al final no hubo gran cosa, solo un hombre muy forever alone de la vida que ponía música francamente mala a todo volumen en un castillo con vistas preciosas.
No sé muy bien como describir todo lo que vi pero una imagen vale más que mil palabras así que:
Llegamos a casa reventados, nos duchamos uno a uno y mientras esperábamos a los demás jugábamos al parchís, cuando nos aburrimos, pasamos a la oca, que es más rápido y más divertido, si juegas con la persona adecuada. Finalmente, cuando todos estábamos aseados, nos fuimos directos a la playa, con unos cuantos crepes para cenar crepes en la playa. La verdad es que es una lastima que no pueda poner en el blog todas las fotos que nos hemos hecho y realizado al paisaje en este viaje, pero puedo proporcionaros una foto panorámica(GRACIAS YUKI) que hizo mi amiga Lium.

Tercer día en Málaga. 

Bueno en el tercer día, estábamos reventado, ya que la salida nocturna a la playa nos costó una caminata un tanto larga de camino al apartamento. Así que fuimos relajadamente a un parque acompañado de ricos bocadillos y mucha agua. El parque no era un parque normal, el parque tenia animales especiales. (Patos, peces, tortugas, "nenacuajos", pero no ranas, un par de emú y una especie de canguro muy pequeño. Aah y loros y periquitos) Fue bastante rápida la caminata por el parque y el observar los animales. Nos acoplamos en una toalla y el cansancio nos venció a la gran mayoría. La verdad que podríamos haber disfrutado más del parque, pero es que el día del sábado fue una pasada y mi cuerpo me pedía "dormir".

Y bueno este ha sido mi maravilloso fin de semana. Me encantaria iluminaros con una reseña esta semana, pero la verdad es que la playa de málaga no ha sido como yo me esperaba y el jaleo que montaba nuestros visitantes vecinos, y la arena (que en lugar de arena era polvo) no me atrevía a leer en la playa, con lo que me gusta leer en la playa. Así que me despido con una experiencia nueva y una ...
¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!

6 comentarios:

  1. Por dios que limpien la playa ya jajajaja
    Me alegro de que te lo pasases bien.
    Mola ir a un museo aunque yo nunca he ido pero ya iré alguna vez... Jajajjaja
    Bueno espero que tu amiga estuviese bien con la caída, y espero que el invidente de tu amigo en el mirador no fuese grave...
    Pero lo que cuenta es que os lo pasasteis bien.
    Un besazo xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Incidente* es lo que tiene escribir con el móvil las faltas, y se me olvido decir que la fotoo esa ya larga se llama panorámica, o al menos así se llamaba en mi antiguo movil

      Eliminar
    2. Los museos son geniales, en la mayoría no se puede hacer fotos, pero baah. xD

      Eliminar
  2. Es panorámica como dice Fran jejeje Que gracia me ha hecho lo de parametrica xD
    Pues parece que te lo pasaste muy bien!!! Lo de las playas guarras es una pena... Pero la culpa es de la gente que es una cerda (con perdon a esos lindos animales)...
    Besazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí.. la culpa es la gente que tira las cosas al mar y como dice Fito "todas las cosas que al mar tiramos nos la devuelve siempre la marea."

      Pero lo que yo no entiendo es como la gente luego se siente agusto entre esa porquería.

      Eliminar

¿Podrías proporcionar un poco de purpurina a este blog? Deja tu comentario y no olvide despedirte con una...
¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!