viernes, 12 de junio de 2015

La lección de August.

Hola esnifadores de purpurina, acabo de terminar el libro de "La lección de August" sé que este libro no viene solo y que también podemos encontrar "La historia de Julian" y demás historias de Wonder escritos por R.J Palacios. Voy a iniciar con mi reseña. La verdad es que creo que os va a gustar mucho el contenido de este libro queridos esnifadores de purpurina.

Titulo: La lección de August. 
Colección: Wonder
Autor: PALACIO, R.J.
Editorial: NUBE DE TINTA
Año de edición: 2012
Género: Infantil y juvenil.
Sinopsis: Su cara lo hace distinto y él solo quiere ser uno más. Camina siempre mirando al suelo, la cabeza gacha y el . equillo tratando en vano de esconder su rostro, pero, aun así, es objeto de miradas furtivas, susurros ahogados y codazos de asombro. August sale poco, su vida transcurre entre las acogedoras paredes de su casa, entre la compañía de su familia, su perra Daisy y las increíbles historias de La guerra de las Galaxias.Este año todo va a cambiar, porque este año va a ir, por primera vez, a la escuela. Allí aprenderá la lección más importante de su vida, la que no se enseña en las aulas ni en los libros de texto: crecer en la adversidad, aceptarse tal y como es, sonreír a los días grises y saber que, al final, siempre encontrará una mano amiga.

Opinión  personal. 

Considero que los niños pueden llegar a ser crueles sin pretender serlo y esto August lo entendía a la perfección. Sin embargo me parecía impresionante como August se enfrentaba a esas miradas, de niños y adultos. Enfrentándose a que nadie quisiera conocerlo. Me ha gustado mucho este libro. Esta contado en primera persona por los distintos personajes (El propio August, su hermana Via, una amiga Summer, un amigo Jack, un chico Justin, una chica Miranda) Todos los personajes giran alrededor de August de una forma u otra. Me ha gustado no solo por el hecho de que este contada por diversos "niños" sino por el mensaje.
Siempre he creído que los niños vivían en un mundo paralelo, en un camino sembrado de flores regados por el amor y cariño de los adultos y es gracioso porque yo he sido niña y ahora creo que los niños son así, sin preocupaciones, que viven en su mundo. Este libro me ha recordado lo que es ser niño.
August estaba muy al tanto de lo que ocurría en el "mundo" de los adultos y lo más curioso es que aunque los adultos creamos que no e dan cuenta o que no lo entienden del todo, lo hacen. Ellos, los niños, entienden a los adultos, son la mayoría de los adultos los que no entienden a los niños.

Aun recuerdo la ley del "chivateo" y las humillaciones e insultos que no he podido contar a los adultos, pero que de igual forma me dolían. Recuerdo como planeaba las venganzas en mi diario, las venganzas que nunca llegaba a cabo, porque como me habían enseñado en las películas y en los libros, nunca hay que ponerse al nivel del enemigo.

Creo que la experiencia de August deberían leerla tanto adultos, adolescentes como los niños. Principalmente creo que los niños cogen mucho cariños a los protagonistas de sus cuentos y August es un personaje al que el cariño surge en las primeras paginas, creo que los niños al leer o escuchar esta historia aprenderán a distinguir en el comportamiento cruel y el amable porque soy consciente de que muchos niños no creen crueles por ser sinceros, pero en este libro considero que podrán aprender a ser amables sin dejar al lado la sinceridad. Luego los adultos también aprenderán un poco sobre las cosas que más preocupan a sus hijos, porque la verdad que la autora ha sabido captar la esencia del niño en este libro.

A lo largo del curso al que August se enfrenta, se encuentra con el precepto del señor Browne, un precepto cada mes y hay un precepto de August, que sinceramente me ha gustado, no pretendo lanzar Spoiler, de hecho no voy a explicar nada de él, pero creo que quizás este precepto de Auggie (Como lo llaman sus seres queridos) puedas crearos la suficiente curiosidad para que sintáis el interés necesario por este libro.
«Todo el mundo debería recibir una ovación del público puesto en pie al menos una vez en su vida, porque todos vencemos al mundo.» Auggie
Mi valoración.  
Y creo que es hora de despedirme, con un bonito recuerdo + un bonito aprendizaje+ una...
¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!

8 comentarios:

  1. Hola! Pues yo este libro me lo leí en enero y me pareció que estaba bien pero que estaba sobrevalorado. Aun así me ha gustado mucho tu reseña y lo que ha "significado" para ti el libro, creo que es una buena interpretación. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que en realidad ningún libro esta sobrevalorado, ya que para cada persona significa algo distinto. La gente suele dar el termino "Sobrevalorado" a una película/libro del que han oído hablar muy y luego no les ha parecido tanto, pero que el resto del mundo el libro le parezca bueno, no tiene porque ser un buen libro para ti, por eso a mi nunca me gusta decir que un libro esta sobrevalorado, total ¿Que libro le gusta a todo el mundo?

      Eliminar
  2. En verdad no lo he leído, pero todas las reseñas le ponéis una puntuación estupenda así que algún día espero poder leerlo.
    Gracias por tu reseña.

    ¡¡ Nos leemos, Lucia !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ^-^ Te digo lo mismo que Just a Reader. Tras leer una reseña, puede parecerte interesante o no un libro, pero que le guste a todo el mundo no significa que te tenga que gustar por fuerza, igual creo que todos los libros merecen ser leídos y si te llama lo mas mínimo la curiosidad leetelo. A mi me ha merecido la pena, y espero que a ti también. :3

      Eliminar
  3. Hola, la verdad es que no lo conocía, quizás le haga un huequito en mi lista de futuras lecturas.
    Te sigo, soy de la iniciativa blogs asociados

    ResponderEliminar
  4. Hola! te he nominado a un premio http://algunostrozosdemivida.blogspot.com.es/2015/06/premio-liebster-award.html un besito!

    ResponderEliminar
  5. Holaaa! Tengo que leerme el libro ;P Un beso!

    ResponderEliminar

¿Podrías proporcionar un poco de purpurina a este blog? Deja tu comentario y no olvide despedirte con una...
¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!