martes, 23 de junio de 2015

Ven y engórdame: Capitulo 12


Capitulo 12

Terminamos de cenar y nos quedamos mirando los platos vacíos en silencio, no sabia como después de tanto tiempo hablando.  seguíamos teniendo estos silencios tan incómodos. Recordé entonces que había prometido llevarla a una biblioteca. Así que la miré, tenia la cabeza gacha hacia su plato vacío.
- ¿Vamos a mi biblioteca?
Ella me miró y asintió. Nos levantamos a la vez, a veces nuestra cincronisación asustaba. Me adelanté a ella y la llevé a mi "no" cuarto que compartía con Dulce Amargo. Encendí la luz para iluminar un cuarto cuyas paredes con estampado de leopardo eran ocultadas por dos altas estanterías y las cortinas desacorde con las paredes tenia un estampado de cebra amarilla fosforita. Luego, había un poster de Panini Martín junto a mi cama con un edredón de ovejitas moradas, muy adorable, en comparación con el resto del dormitorio.
- ¡Que... - comenzó a decir Cookie. - ...horror!
- No es mía la decoración. - Dije adentrándome en el cuarto y acercándome a mi estantería.
- Entiendo...
- Lucho por la independencia. - Dije sentándome en el suelo e invitándola a que ella hiciera lo mismo. Cuando estuvimos sentada las dos, me giré hacia la estantería dando la espalda a la salida del infernal cuarto CHONI y le señale mis libros con ambas manos. - Mi familia.
- Me cae mal...han decorado tu cuarto.
- ¡No! - Chillé. - ¡Mi otra familia!
- Me estas presentando a tu familia ¿Eso significa que tenemos algo?
Me sorprendió que me preguntara algo así tan a ala ligera, yo deseaba que tuviéramos algo, pero no lo teníamos ¿O sí? Ahora me ha entrado la duda.
- Tú me has presentado a tu madre. - Dije para hacer que fuera ella quien respondiera a esa pregunta. - ¿Eso significa que tenemos algo?
- Touché. - Dije sin responder a mi pregunta.
- ¿Respondes? - Ella se puso colorada desde la punta de los dedos del pie hasta la coronilla. Eso me agradó porque podría significar que sí que teníamos algo.
- No sé. - Respondió sin mirarme, hacia tiempo que no me miraba y deseaba que lo hiciera.
- ¿No lo sabes? - Dije sin dejar de esperar que su mirada se encontrase con la mía.
- No lo pone. - Me sorprendí cuando me miró a los ojos y creo que esta vez fui yo quien se sonrojo hasta la coronilla.
- ¿Quieres tener algo? - Me atreví a preguntar, aguantando la mirada en dirección a sus bonitos ojos marrones.

Su rostro seguía sonrojado, pero no contestaba a mi pregunta. El silencio incomodo no resultaba tan incomodo como de costumbre. Hacia unos segundos que me había dejado de mirar a los ojos, yo seguía mirando su mirada pero su mirada miraba otra parte de mi cara, pensé a que podría estar mirando. Mi redondita nariz, mis pequitas de chocolate , mi pequeña barbilla, mis ... ¿mis labios? ¿Miraba mis labios? Entonces deje de mirar sus ojos y le miré los labios. Los tenia finos y rosados, ¿Los tendrías yo también rosado? ¿Estaría mirando eso? Miré de reojos al espejo y contemple que los tenia rosados, pero de un tono más oscuro. ¿Era obvio no? No podía tenerlo de otro color así que no miraba eso. Me acerqué un poco más a Cookie con la única intención de descubrir en que pensaba esa hermosa chica que tenia delante, me acerqué un poco más como si eso hiciera que nuestras mentes se conectaran o algo similar, pero no. Entonces me descubrí tan cerca de ella que podía ver los poros de la piel que cubría sus mejillas.
- Estoy tan cerca de ti que puedo ver los poros de tu piel. - Dije sin separarme un centímetro.
- Se llaman puntos negros. - Dijo de golpe, yo no pude evitar una sonrisa y me lancé. Sí, me lancé. Rocé mis labios con las suyos y luego la besé.

El contacto era extraño, no sé como me atreví a hacerlo ya que era mi primer beso y la única practica que había tenido anteriormente había sido con mi codo. Sentí como una especie de cosquilleo que iba desde mi cerebro hasta la punta de los dedos de mis pies, sintiéndolo con más fuerza en el estomago. Era como los nervios del día antes de un examen, o la sensación que tenias al caer al vacío en la caída libre, pero más agradable. Era mucho más agradable que todo eso.

¿Como fue para Cookie? -> Ven y estruchame.

5 comentarios:

  1. AL FIN!
    12 capítulos esperando EL BESO!

    ResponderEliminar
  2. Acabo de encontrar el blog asdique ya te sigo, mas ratito me pondre a leer esto del capitulo 1 :)
    besos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ooh me hace mucha ilusión los nuevos esnifadores que se engancha a Ven y engordame o al menos intentan hacerlo. ^-^

      Estamos en Wattpad sí así te es mas comodo ponerte al dia.

      Eliminar
  3. En serio, me encanta vuestra historia, pero es más dolorosa de esperar que los animes de temporada xD.
    ¿No podéis hacer pequeños capítulos que expliquen otras cosas de la historia entre medio? Ya sabéis, por amenizar la espera :3

    ResponderEliminar

¿Podrías proporcionar un poco de purpurina a este blog? Deja tu comentario y no olvide despedirte con una...
¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!