sábado, 7 de noviembre de 2015

Ven y engordame: Capitulo 14



Capitulo 14.


Las horas en mi casa pasaban muy lento, el libro comenzaba aburrirme. Pensé en Cookie (para variar) no la veía desde que durmió en mi casa aquel viernes. Habíamos quedado para comer hoy (¿o habíamos quedado hoy para comer?), pero aun no eran ni las 10 y media de la mañana. Suicidio. Pensando en ella encendí la tele y puse los videoclips de QUEXO, su grupo favorito, solo para sentirla un poco más cerca mientras esperaba a que saliera del instituto. ¡Oh por dios! ¡Me he convertido en el Cake más empalagoso del sistema solar!

Me senté frente al libro de mates, hace mucho que abandoné el bachillerato, pero las matemáticas seguían formando parte de mi vida diaria. Sí el año que viene quería sacar nota, no debía abandonarlas, pero el entusiasmo no me duró lo suficiente, pues al hacer un par de sistemas de ecuaciones, me levanté y fui directa a mi cama para dejarme caer bocabajo. Creo que me dormí porque me llevé demasiado tiempo mirando a la oscuridad.

Normalmente, no lo noto, pero esta vez lo note. Sentí vibrar algo en mi trasero. Palpe mi culo sin levantar cabeza hasta que encontré el móvil. Me incorporé y leí un mensaje de Cookie: "Ya he salido" Me puse de pie sobre la cama (debido al entusiasmo)y nerviosa escribí: "aaaah grn a casa que me aburto" lo envié,luego lo releí. Gran error, ya estaba enviado. Me senté en la cama otra vez y escribí "Perdona no me acostumbro al teclado". Estaba en linea, seguramente me estaba leyendo. Esperé ansiosa su respuesta. QUEXO seguía sonando de fondo. Al fin me contesto: "Quiero dormir un rato antes de ir a tu casa a desaburtarte" Me reí a tal sugerencia (desaburtarme) Cookie era tan original. Me apresuré a escribir: "Nooo que me aburro d3madado ven a vasa yaaaaaa" (Añadí un emoticono llorón) Salí corriendo por el pasillo y fui a mi brillante tele. Le dí volumen a la música. Iba a mandarle una nota de audio, pero me respondió: " Vale, ya voy para tu vasa". Sonreí y le conteste "Mira que tenia preparado para tí" lo envié y di inicio al audio. Cuando terminó la canción solté y lo deje cargar. No tardo mucho pues la canción estaba finalizando cuando llegué a la habitación. Me senté en el sofá pero antes de acurrucarme de la manta a esperar... Cookie llamó a la puerta. Sé que era Cookie porque ... ¿Quien iba a ser si no?  Abrí y salí a recibirla al portal, le dí un gran abrazo y demás cosas que hacen las novias, porque eramos novias. Entonces Cookie se apartó y me miró:
- ¿Has escuchado eso? - Negué con la cabeza. - ¿Tienes las llaves? - Volví a negar con la cabeza. - Pues creo que la puerta se ha cerrado.

Sin decir nada me apresuré a entrar en el portal y mirar mi puerta, estaba cerrada. Me acerqué a ella y empuje, estaba cerrada a cal y canto. Me llevé las manos a la cara.  Miré a Cookie, entre preocupada por la situación y a punto de la risa.
- ¿Y ahora que hacemos? - Dijo Cookie.
- .... ¿Damos un paseo? - Cookie asintió.

Muerta de vergüenza por lo ocurrido,  el silencio incómodos de meses atrás invadió de nuevo. Recorrimos varias calles de Pino Montaito hasta que decidimos  entrar en el supermecado. Entramos decididas a simplemente dar una vuelta por dentro, pues yo había salido  sin dinero. Al pasar por los estantes de los dulces Cookie agarró mi mano, me sorprendió pero intente simular normalidad en todo aquello. Cookie se interpuso en mi camino sin soltarme de la mano y me miró.
- ¿Que íbamos a comer?
- Habia pizza en la nevera y la verdad no pensaba mucho currarme el almuerzo Cookie. - Dije sin mirar sus ojos, me estaba muriendo de vergüenza, por mi culpa nos íbamos a quedar sin comer.
- Podemos comprar algo y apañarnos un picnik. - Dijo sonriendo y dirigiendose al estante. Cogió  un par paquete de galletas, de estas que tienen pepitas de chocolate.
- ¿No es eso muy dulce para un almuerzo? - Dije sonriente.
- ¿Por que no puede ser un almuerzo dulce? - Asentí, sonriente y no porque me hiciera gracia la situación precisamente. Estaba sin blanca.
- No tengo dinero... tendremos que esperar a que mis padres vuelvan de casa de mi abuela. - Dije y me encogí de hombros.
- Vale, Cake no tiene dinero, pero Cookie sí. - Dijo cogiendo definitivamente el paquete de galleta y la bolsa de croissant. - Veamos que bebidas hay en el menú. - Dijo y avanzó decidida al pasillo de las bebidas.

Media hora después ya estábamos en el parque más cercano. Estaba junto a una iglesia y para mi sorpresa, mucha personas entraban y salia continuamente. Cookie se paró en seco y señaló un pequeña colina. Me tendió la bolsa con la comida y se quito los zapatos, comenzó a correr hacia la colina y finalmente se dejo caer sobre la hierba. Yo iba tras ella con pasos ligeros. Me senté junto a ella y pensé en lo idiota que me sentía....1º La invito a almorzar a mi casa, 2º me quedo encerrada fuera de cosa y 3º Cookie me invita a comer galletas y croissant acompañado de un delicioso batido de chocolate en el parque de atrás del supermercado junto a una iglesia.

Aun era un poco temprano para comer aunque se tratasen de galletas. Cookie me propuso un juego para pasar el rato, puso en su móvil el cronometro y me dijo:
- Tienes que decir una palabra por cada letra del abecedario en 1 minuto. - Me reí.
- Cookie, no ... me sé tantas palabras.
- Con todo lo que lees lo dudo. - Dijo peinándonos cómoda.

Pasamos jugando a ese juego un par de horas, hasta que el hambre pudo con nosotras y acabamos comiendo todos y cada uno de los dulces, ambas con demasiada ansia. Tras la comida nos quedamos en parque, jugando haciendo el gamba y jugando a juegos demasiado infantiles para los diecisiete años que teníamos.
No eran más de las tres y media cuando el parque comenzaba a ponerse oscuros. Numerosas nubes ocultaron el sol de la tarde y comenzaron a  dejar caer las chispeantes gotas de una futura tormenta. Las nubes interrumpieron nuestro juego. Mire Cookie, esta lluvia era agradable, pero no lo sería en cuestión de minutos. La miré como si a ella fuera a la única que se le pudiera ocurrir un plan para no coger un resfriado y así fue, porque a mi nunca se me habría ocurrido correr hacia la iglesia.

 ¿Como fue para Cookie? -> Ven y estruchame.


N/A:

Hola, hola esnifadores de purpurina. Traigo el capitulo que os prometí, como sabéis (porque ya os comente) la autora de Ven y estruchame se ha ido a estudiar a otra ciudad y pocas veces son las oportunidades que tenemos para quedar y seguir creando el mundo de Cookie&Cake.  Espero que tengáis paciencia, ya que el capitulo de la semana que viene es un tanto hipotético, no sabemos si conseguiremos tenerlo a tiempo desde la distancia.  Ruego paciencia.

PD: Recuerdo que "QUEXO" era el grupo de Kpop coreano "EXO" y que en la versión de Cookie podréis encontrar una palabra nueva para el mundo comestible de Cookie y Cake. Espero traeros pronto nuevos capítulos y  me despido con una...
¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Podrías proporcionar un poco de purpurina a este blog? Deja tu comentario y no olvide despedirte con una...
¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!