sábado, 23 de mayo de 2015

Patos.

Obsesión por los patos. ¿Dónde? 
Hola esnifadores de purpurina esta entrada se la voy a dedicar a mi patoamigo Ale. ¿Por qué pato amigo? Bueno por una extraña razón, cuyos orígenes están confusos en mi memoria, a mi amigo Ale le chiflan los PATOS. Desde tiempo inmemorial le hemos regalado distintos objetos de patos para sus muchos" cumpleaños y el ha disfrutado cada uno de esos regalos como un niño pequeño el día de reyes.
Mi pato-amigo Ale, es genial, DEMASIADO BUENO, pero genial. Siempre esta ahí con una pato-sonrisa para todos nosotros. ^-^


El lunes 18 de este mes, mi pato amigo cumplió años y hoy lo han celebrado. Yo no he podido asistir y por eso me da mucha pena el día de hoy, pero sé que lo han pasado bien y eso me alegra un montón.
Es muy raro que hable de una kdd a la que no he asistido por estudiar el genero lírico anterior al 39, pero quería dedicar unas palabras a Ale, que con el más tonto problema que he tenido, me ha aportado algo.
Hace años él era muy pequeño (yo también, claro), pero Ale pese a ser más pequeño que todos los del grupo, siempre ha sabido comportarse mejor que todos los adultos juntos y eso me enorgullece a mi, como su fuera su madre o algo, me enorgullece que mis amigos sean tan maduros que hasta yo me sorprenda. Gracias a esa madurez que ha llegado a la mente de Ale, antes que a la mía propia, debo agradecer muchas buenas palabras y muchos abrazos en los momentos acertados.

Ale, el dueño de los cuernos de todos los unicornios que decoran mi habitación, el chico que me regaló el unicornio de Agnes (solo por verme feliz), es el chico al que no dejo que venga conmigo a tiendas cuando yo no tengo dinero. Es raro, lo sé, pero si insinuó que quiero algo y no tengo dinero y ese objeto es básicamente asequible, este chiquillo no tiene problema en rascarse el bolsillo y a mi eso no me parece correcto. Así que voy a pedir perdón a Ale porque no sé si en el fondo alguna vez le ha dolido que le dijera que no quería que viniera conmigo a ver tiendas, (pero entiéndeme).

Me hubiera gustado mucho estar con él en la celebración de su cumpleaños y asistir a esa fiesta del agua tan divertida que han tenido, pero no he podido  y sé que esa fiesta se repetirá a lo largo de este verano.

(Las fotos son todos los recuerdos que he perdido hoy, ¿A que salen guapos?

Muchas felicidades Ale y mil gracias por regalarme cada día tu pato-sincera amistad. Me despido, pues,con una...
¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!

6 comentarios:

  1. ¡Que entrada más bonita! A mi también me gustan los patos. Cuando era pequeñita tuve un patito que se llamaba Cuack, yo tenía 3 añitos, y era mi mejor amigo^^ le recuerdo con mucho amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que mona eres :3
      Tienes que hablarnos más de tu pato. :3

      Eliminar
  2. Que bonito!!!
    Felicidades para el!

    ResponderEliminar

¿Podrías proporcionar un poco de purpurina a este blog? Deja tu comentario y no olvide despedirte con una...
¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!