domingo, 15 de febrero de 2015

15 de febrero.

Hola esnifadores de purpurina, espero que hayáis pasado un buen 14 de febrero.
Como ya todos sabéis ayer fue el día más deseado por los "enamorados", por el motivo que sea... Es un día en el que la gente se demuestra el cariño que deberían haberse demostrado todos los días del año.
Continuamente me han estado mandando correos diciéndome "Déjate de flores y en este San Valentín regala una tablet blablaba, una pantalla blablaba, una camara blablabla..." dando la razón a todas las personas que piensan que es un día muy comercial. Vale, sí, desgraciadamente lo es. Pero no necesariamente tiene que ser así, todos los días hay que querer a tu pareja, igual que todos los días hay que querer a nuestros padres y no más el día de la madre o en el día del padre. Sin embargo yo creo que tanto el día de ayer, como el día de hoy existen para ser consciente de que eso existe. Existe el amor y existe el cáncer, porque hoy es el día internacional del cáncer infantil y parece que a nadie le interesa lo suficiente. Este "post" me esta sonando a una critica mundial, pero juro que esa no es mi intención. Lo que yo quiero decir es que al igual que el día de San Valentín esta para que las parejas enamoradas ( y por desgracia las no enamoradas también) se regalen utensilios ya sean comprados, hechos a manos, comestibles, no comestibles... como forma de demostrarse amor, estan los niños con cáncer para demostrar su fuerza, la fuerza que tienen todos los años durante 365 días. Están ahí luchando contra algo muy gordo, con su inocencia y sus ganas de vivir y pasarlo bien.
Espero que poco a poco tanto esos niños como sus familiares atraviesen ese obstáculo llamado cáncer y puedan seguir sus vida como tanto han deseado. Es difícil
ponerse en esa situacion sino has vivido un caso lo suficientemente cerca, pero supongo que esas familias al completo si son valientes. Porque como me ha enseñado John Green y Baymax "En una escala del 1 al 10 ¿Cuanto evaluarías tu dolor?" El diez se lo llevan los familiares y amigos.

Así que desde este rincón donde viven los unicornios felizmente mandamos mucha fuerza para esos niños y niñas  que luchan cada día por la vida que todos merecemos tener.

Y despido esta cortita entrada porque tengo que irme a estudiar con una
DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Podrías proporcionar un poco de purpurina a este blog? Deja tu comentario y no olvide despedirte con una...
¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!