lunes, 14 de diciembre de 2015

Quererme.

Hola, hola esnifadores de purpurina!
Lamento haber tardado tanto en dar señales de vida, he incumplido dos de mis entradas programadas. No hice el book tag del martes ni ayer publiqué Cookie y Cake. Pero entended que comparto historia, con una universitaria y la vida universitaria no es tan fácil. Además ella no es la única autora de Cookie y Cake que esta ocupada, la otra soy yo.

Últimamente he tenido altibajos emocionales como he dejado caer en alguna entrada del pasado, he estado más triste que contenta en estos últimos meses. Los motivos son ligeramente desconocidos, aunque una puede hacerse una pequeña idea. Digamos que ser universitario no es fácil, pero ser casi universitaria tampoco fácil. Tienes el riesgo de quedarte a las puertas, como me pasó el curso pasado, por eso sigo siendo casi universitaria. Ahora es cuando teóricamente tienes que darlo todo, pero prácticamente no das nada, te comes las uñas más que lees el temario, en mi caso, me tiro del pelo más veces de las que asisto a clase, que asisto poco. Me siento fuera de lugar en las clases lo que hace que me mire los vellos del brazo continuamente y los obligue a despegarse de mi piel. Intento concentrarme en las clases, intento hacer ejercicios de matemáticas por mi cuenta en clase, para dejar de hacerme daño innecesariamente, pero es la única asignatura en la cual puedo entretenerme.

En este trimestre me he sentido sola, incluso cuando estaba acompañada, me he llegado a mirar al espejo y desear ser cualquier otra persona, pero he tomado una pequeña decisión. Yo soy una persona muy especial, (y no lo digo en el sentido bueno), soy una persona un poco tonta y gilipollas, me limito a dar consejos, a dar ánimos a muchas personas que en verdad luego, no conozco de nada, pero no soy capaz de seguir ninguno de mis propios consejos. Hasta hoy. Creo que ya es hora de atender a mis propias palabras, a aceptar mis propias creencias y aprender a quererme un poco más.

Y en eso he estado ocupada estas ultimas semanas, en quererme. En hacer lo que me gusta, en hacer lo que le viene bien a mi persona. He leído, he avanzado en mis muchas historias atascadas, he dibujado y he disfrutado de mis amigos.
Imagen de friends, boy, and fireAunque sé que mañana por la mañana tendré que levantarme y enfrentarme al instituto, a las clases, a los pellizcos, estoy contenta. Echo de menos a mis compañeros, a Xiomara, a Christian, a Ángel, a Paula y a Sandra, sobre todo a Sandra, no es porque a ella la quiera más que al resto, sino porque ella sabía controlar mis pellizcos y mis tirones de pelo. Cuando se daba cuenta, sabía hacerme parar a entretenerme y a dejar tiempo a que me vuelva a tocar alguna postillita del brazo. Más que compañeros de clases, son esos amigos, esos amigos que no se olvidan, esos amigos que perdurarán pase el tiempo que pase. En lugar de estos compañeros tan entrañables, tengo a una compañera, que tampoco es que me apoye mucho. Es cierto que ella no sabe mi historia, pero observándola me he dado cuenta de lo inflexible que es su mente, de la poca empatia que desprende.  Esta chica se ríe, se ríe por todo, por las enfermedades que no tienen gracia, por las muertes trágicas... Muchas veces nos han contado algo verdaderamente trágico en clase y ella ha respondido con carcajadas limpias y sin vergüenza, aunque a simple vista parece una chica tímida.  Sin embargo, aunque no he podido sentirme a gusto con su compañía, ya que se ríe de mis malos hábitos, no puedo evitar sentir ternura por esta muchacha.¿Por qué?  ¿Por qué si no te da los deberes cuando se lo pides con educación? ¿Por qué si encima de todo eso, no te dice cuando son los exámenes?
Pues porque me recuerda a una buena amiga, a una buena amiga que se mudo y que aunque hace poco retomamos la posibilidad de hablarnos, hemos cambiado tanto que no logramos tener una conversación más larga que un "Hola, que tal?". Esta chica, me recuerda tanto a aquella amiga del pasado, que no puedo ni siquiera mirarla con desprecio.

Imagen de Dream, money, and bigMe estoy enrollando, esto no es una entrada quejándome de la vida. tan solo quería contar que he tomado una decisión y he decidido ser feliz. Suspenda o apruebe, con buena o mala compañía, con la aprobación o el rechazo de mi amigos y familiares. Quiero ser feliz y eso implica que tengo que dedicar mi tiempo a escribir chorradas que no van a publicarse nunca, lo haré. Si eso implica que tengo que contar los céntimos para hacer un viaje, lo haré. Si  eso implica que tengo que pasar más tiempo frente a los libros de texto para terminar de una vez el maldito bachillerato, que así sea. Aunque ahora mismo rehusaría de todo aquello que me haga feliz, porque las muelas no me duelan, por ir al dentista y que me arregle la sonrisa. Que este cepillo de diente no puede luchar por mi adicción al café y al regaliz.

Imagen de te, love, and autoestimaMientras tanto sobrellevaré mi dolor de muelas, sobrellevaré mis malos hábitos, sobrellevaré la vida, hasta poder a volver a quererme tal como soy, con pelo en los brazos, con pelos en las pierna, con pelos en la cabeza, sin uñas, con la piel hipersensible, con los dientes delicados y con los labios continuamente quemados. (Aunque ya me compré un cacao para ese problema). Espero que mis malos hábitos cada vez vayan a menos y que surjan manías agradables para mi y para los demás.

PD: Me he puesto a dieta, una dieta que me ha "hecho" mi amiga Quesa, de quien ya os he hablado en numerosas ocasiones y la dieta completamente personalizaba me esta yendo genial, en cuatro semanas he logrado perder 7 kilos, aunque dicen, que los primeros kilos se pierden rápido, pero una no puede evitar sentirse orgullosa de esa grasa perdida.

Cuento todo esto para excusar mi ausencia, ya que me he limitado a reflexionar e mi casa, en la intimidad sobre mi inestabilidad emocional y tan ocupada estuve pensando tan egoistamente en mi que no saque tiempo para escribir en el blog y despedirme, como lo voy hacer ahora, con una...
¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!

11 comentarios:

  1. Animo cornio! Y felicidades por tus kilitos de menos :))

    ResponderEliminar
  2. Me has dejado sin palabras, básicamente por que una siempre piensa que sólo ella a veces no se ve realmente o no se reconoce, eso me ha pasado muchísimas veces en la vida, y tengo 38 años, el autolesionarte sólo te sirve para hacerte daño, por que aunque creas que te calma no es cierto, simplemente se suele usar para evadirse, momentaneamente pero los problemas siguen ahí, debes de cambiar el chip por completo, primero tú, después tú y luego si te sobra tiempo los demás, dedícate tiempo a ti, a tus cosas, a tus hobbies, recuerda a tus amigos con cariño aunque no los tengas contigo en el instituto. Creo que también te sientes insegura por haberte quedado a las puertas el año pasado y ahora te crea incertidumbre, pero cariño, para alante con fuerza, con positividad y con mucha actitud que tu puedes, no se por que lo sé por que no te conozco, simplemente lo sé. Y piensa que no hay mal que cien años dure.
    Te mando un besazo desde Mallorca!!!
    Isa
    El desván de las delicias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, que sea tan largo me ha emocionado. Lo peor es darse cuenta de eso, que hacerte daño no resuelve el problema. Ahora estoy haciendo de tripas corazón y seguir adelante con más fuerza y con la cabeza bien alta. Solo decir que muchas gracias por tu ración de purpurina, porque aquí todas las palabras brillan con la misma intensidad.

      Un abrazo fuerte desde mi sofá, en sevilla.

      Eliminar
  3. Hola, mucho ánimo! la vida nunca es fácil, tengo que decir que igual yo me he sentido un poco sola, en especial en la escuela, que a pesar de tener muchos amigos simplemente no me sentía bien, como si faltara algo importante que no podía descifrar del todo. Justo este año no estoy yendo a la escuela, me tocaba entrar a la facultad pero desgraciadamente no aprobé el examen con los puntos requeridos para entrar y me deprimí mucho, me pasé días, semanas, meses llorando y aún al pensarlo me dan ganas de llorar porque desde que era un niñita quería ser doctora y pues uno de los pasos esenciales no los pude cumplir, sin embargo la vida siempre pone obstáculos, nos pone grandes montañas en el camino que tenemos que escalar y probablemente nos cansemos y nos detengamos muchos en camino pero que bonita es la vista la llegar. Espero que sin importar que puedas salir adelante, con mucho empeño y fuerza.
    Saludos y ánimo.
    Besotes y abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy muy de acuerdo contigo, y al igual que yo algún día entraré en la carrera de psicología como deseo, tu entraras en la carrera de medicina. Solo tienes que proponerte lo y repetir los exámenes. Ir al instituto, cuando el ambiente no es del todo agradable es una pésima experiencia, que todos hemos vividos minimamente una vez.

      Asi que te deseo mucha fuerza y que mañana todos nuestros sueños se hagan realidad. ^-^ Gracias por tus palabras y tu ración de purpurina.

      Eliminar
  4. La vida no es fácil, mucho ánimo!! me ha gustado mucho lo que has escrito y se nota que te sale de dentro. Un besote

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado tu reflexión. Más que nada porque me he sentido muchas veces como tú y porque hay muchas situaciones similares en mi vida. Aunque esta es una entrada antigua, es una de las que más me han gustado y no soy de mucho escribir.
    Con respecto a lo de ser casi universitaria, te puedo asegurar que cuando ya eres universitaria la vida tampoco es de color de rosa. Hay fiestas, a veces vives fuera, el ambiente universitario suele ser acogedor, pero si eres medianamente responsable y piensas que estás ahí para conseguir algo, es evidente que tienes que estudiar y existen también malos ratos, jornadas duras de estudio, etc. Con esto no quiero decir que sea malo, ojo. Además, está lo de tener que contentar a todo el mundo, sobre todo a la familia y tener miedo a decepcionarles. A mí me pasó cuando elegí estudiar Psicología, porque todos querían que estudiara otra licenciatura... pero seguí con lo mío, aunque en el fondo siempre estaba preocupada y presionada...
    Por otra parte, siempre he estado preocupada por ayudar a los demás, por el miedo a fallar a otros, por los problemas de otros, por el futuro... y al final acabé con una depresión y obsesionada.
    Por eso decidí que, habiendo estado tan mal, dedicaría mis esfuerzos y mi preocupación a mí misma. Que los demás son importantes, pero no hasta el punto de descuidarte o hacerte daño tú. Que al final, tus sueños son tuyos y nadie hará nada por cumplirlos, sino tú.
    Últimamente estoy pensando siempre en que he decepcionado a muchos porque no tengo un trabajo estable y de psicóloga... pero cuando me asaltan las dudas sobre quién es importante en mi vida, siempre pienso en el momento en que estuve tan mal, y tengo claro que soy yo, sin perjudicar a nadie, claro.
    Pues eso, piensa en ti.
    (Todo lo que he escrito aquí ya va para todo el año)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha alegrado un monton recibir tu comentario, sé que la vida universitaria no es para tanto, y por las fiestas no te preocupes, yo no pensaba asistir a ninguna no es mi estilo de "pasarmelo bien" no me gusta la musica de las fiestas, ni el alcohol, asi que las fiestas para mi no son el gran cambio. El gran cambio es dejar de estudiar "asignaturas" que no te van a servir para lo que quieres dedicarte, se que si, cultura general, vale lo entiendo...pero al estar repitiendo y dar otra vez esa cultura general, me aburre. Entonces para mi el gran cambio es centrar los estudios en algo que me va a "servir" para dedicarme a lo que verdad me gusta, a lo que verdad me hace ilusión hacer...en mi caso también es psicología.

      Yo hace relativamente poco (antes de este post) que me di cuenta de que a mi también me debe preocupar mi felicidad.

      Me ha alegrado mucho recibir este comentario tan largo, tan como a mi me gustan y me alegra que te haya gustado la entrada. Un beso enorme y espero volver a recibir algun comentario tuyo a lo largo del año 2016. Un beso enorme.


      Lu.

      Eliminar
  6. Este es el post que más me gusta. Estoy dejando este comentario para dejar presente que participo en el sorteo xddd

    ResponderEliminar

¿Podrías proporcionar un poco de purpurina a este blog? Deja tu comentario y no olvide despedirte con una...
¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!