lunes, 7 de septiembre de 2015

El verdadero miedo a morir.

World
Hola, hola esnifadores de  purpurina. Estoy en mi casa viendo las noticias de telecinco ¿Y sabéis de que están hablando? De accidentes, muertes, guerras,... más muertes, heridos, mas muertes. Y bueno de momento es todo lo que están diciendo ahora.
Viendo la mierda que hay en el mundo, las continuas desgracias que no me tocan vivir a mi, pero le tocan vivir a mi vecino (Por decir un personaje tan cercano como lejano), pienso que es una pena, pero no una pena, que diga "Hostia, tío, me da toda la penita" No, es una pena diferente. Es más cercano a la empatía, no es lastima, yo admiro a todas esas personas que sufren y siguen adelante sin derrumbarse.

Hace unos meses, una "amiga" perdió un ser querido, un ser querido que yo conocía, pero con la que no me llevaba bien...tras esa muerte, yo lloraba sin consuelo en mi sofá, cuando mi "amiga" salia con otras amigas y se hacia fotos para instagram. ¿Que quiero decir? No quiero quejarme de que ella al perder su ser querido, no estuviera triste, que lo estaba, de hecho me consta que sigue teniendo esa espinita, pero yo me ponía en el lugar de ella y veía a mi "ser querido" muerto y me derrumbaba y ni siquiera había perdido a nadie. Lo que más me entristecía era la perdida de la juventud, esa persona que falleció hace meses, era muy joven. Increíblemente joven. Cada día muere miles de personas jóvenes de 0 años a 30 años (por poner una fecha de juventud extrema) y esas personas pierden la oportunidad de vivir. Entonces llega la posibilidad de que tú o yo seamos los próximos jóvenes fallecidos que aparezcan esas noticias y me da pena, no por el hecho de morir. Yo no tengo miedo a morir, no tengo miedo a dormirme un día y no despertarme jamás.

Lo que he aprendido este verano, desde que empezó hasta después de mi fracaso, es que el verano empieza y termina en un suspiro, los años se van como parpadeos y nosotros pasamos los días y los días, estudiando y trabajando. Estudiamos, para trabajar y trabajamos para estudiar y bla bla bla, pero aunque eso sea lo que hay que hacer ahora mismo, lo que debemos hacer, la vida sigue pasando y los sueños cada vez tienen menos plazo para hacerse realidad.

El otro día mi tía me puso un corto, que os insertaré tras este párrafo, donde hablan de la importancia de soñar y no puedo estar más de acuerdo con este vídeo.




No tiene mucho que ver, con el tema al que quiero llegar. Como bien dice el vídeo hay una parte que se llama  ZONA DE PÁNICO y esa es la zona donde en realidad todo ser humano quiere vivir antes de morirse. Independientemente, si eres joven o viejo, uno no quiere morirse por el hecho de que aun tiene mucho que vivir. No quiere morir, porque quiere formas parte de más recuerdo, o en otras palabras, cumplir sus sueños. Entonces, esta mal decir "tengo miedo a morir".

Quizás y lo más seguro es que tenemos miedo a no vivir el tiempo suficiente, a dejar la vida a la mitad a no terminar lo que no hemos empezado, pero teníamos pensado comenzar. Yo no quiero morirme sin terminar mi carrera, viajar, formar una familia y escribir un libro. Puede que a este paso me quedes siempre en esta ciudad y tenga miedo a morir eternamente, pero sinceramente espero despegar y poder cumplir todas y cada uno de mis sueños, para no tener miedo a morir, para no tener miedo a no vivir lo suficiente, porque habré dispuesto de todo el tiempo que necesitaba. 

Y con esto y un bizcocho hasta mañana a las ocho...Espero que hayáis entendido mi reflexión, espero que os hayáis planteado el típico miedo a morir y espero leer alguna bonita reflexión en los comentarios.  Creo que es hora de despedirse con una..
¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!

7 comentarios:

  1. Yo tengo miedo a morir, muchísimo, no me importa admitirlo. Y no es por hecho de ver cumplidos o no mis sueños, que sé que todos no se cumplirán, sino por pensar en que todo se acabé, en que no haya más vida, mas experiencias, más gente, más cariño, y más de todo. No sé, lo pienso a menudo, más quizá de lo que debería, y me agobio mucho, esa es la verdad, pero es algo que no puedo evitar. No me llegó a creer que un día todo sea un FIN, en mayúsculas. Y lo piensas y es tontería tener miedo porque total, cuando pase, ni siquiera te darás cuenta de que ha pasado, estarás muerta... Pero me da miedo.
    Y si, sobre todo lo sientes cuando alguien cercano, o no, se va. A mi me ha pasado con cada pérdida, y sigo sin hacerme a la idea.
    ¡Un besazo preciosa!
    Y no dejes nunca de soñar y cumplir sueños, o por lo menos intentarlo.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si bueno, el miedo a que despues de eso no hay nada, es otro debate, porque... ¿Quien sabe si es el fin? Es decir yo, no creo en un cielo, ni en nada concreto, pero yo puedo estar equivocada al no creer, igual que otra persona puede estar equivocados al creer, pero que la muerte, sea el fin... aun es muy relativo. xDDDD

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Ninguna entrada te emociono más que Joven Adulto. Lo sé.

      Eliminar
  3. Me encanta la entrada. Me ha hecho pensar un montón. Con respecto al video, nunca he tenido miedo a salir de mi zona de comfort. Tengo claros mis sueños y planes y no van a ser exactamente quedarme en mi ciudad ni tener un trabajo convencional.
    Y con respecto al miedo a morir... Tengo más bien miedo a dejar de existir, de pensar, de sentir, de hacer miles de cosas.
    ¡Un abrazo!
    Rebeca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya dije en el anterior comentario, que la muerte represente al FIN, es muy relativo...no creo en el cielo, ni en nada parecido, pero suponte, que Platón tiene razón, y nuestras almas inmortales vuelven al mundo de las ideas o algo así. xD

      No sé, eso aun es un misterio.

      Eliminar
  4. Hola! Yo creo, que aunque a veces duela mucho por perder a familiares, como decía un autor: Creo que la muerte solo la podemos aceptar como viene y ser felices por lo que nos haya podido pasar mientras tanto. Y he tenido personas que me han insultado por defender esta idea, la de disfrutar mientras puedas y morir feliz. La gente me dice que cuando un niño muere en condiciones injustas o no ha podido ser feliz en su vida esta ideología no tiene sentido, pero para mi sí, podemos llorarle, podemos recordarle siempre pero no podemos estar tristes toda la vida por la muerte, encarguémonos de vivir la nuestra y de que sea inolvidable y recordemos a los que ya no están con alegría por esos momentos inolviables. Aceptemos que ha venido y ya está, por lo que opino que a mundo le hacen falta muchas muchas sonrisas...
    Por cierto, vengo de la iniciativa blogs asociados, te sigo!
    Un beso <3

    ResponderEliminar

¿Podrías proporcionar un poco de purpurina a este blog? Deja tu comentario y no olvide despedirte con una...
¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!