viernes, 17 de junio de 2016

Breviario de la tristeza.

Hola hola esnifadores de purpurina, os vengo a decir que DEFINITIVAMENTE ESTOY LIBRE. (Ahora es cuando me dicen que suspendo y tengo que repetir la selectividad en septiembre.) No hombre seamos positivos, quizá incluso me da la nota para la carrera deseada. Me gustaría decir que la selectividad fue breve, si muy breve, pero intensa. Tan breve como el libro que voy a reseñar hoy, proporcionado por la editorial Circulo Rojo. Titulado:

Breviario de la tristeza - Iván Carabaño Aguado. 

Breviario de la tristeza - libro publicado en Círculo Rojo
Titulo: Breviario de la tristeza.
Autor: Iván Carabaño Aguado
Páginas: 106
Género: Autoayuda
Formatos: Tapa blanda
Precio: 10€

Sinopsis:

¿Quién no ha sentido su incomodidad? ¿Quién no ha visto su cara? ¿Quién no se ha dejado dominar por su apagón emotivo, por su negrura fantasma, por su abrazo abominable? La tristeza vence, doblega, ocupa. Torna nuestro ánimo, y lo redirige hacia el pesimismo, la insatisfacción, la tendencia al llanto. Es muy fácil caer en ese infierno. Pero lo importante es salir.

Opinión personal: 

La verdad es que un libro bastante breve y eso es lo que quizá me ha gustado menos. Hay capítulos, si es que podemos llamarlos así, que no son más que una frase, algunas veces esa frase decía mucho otras simplemente no decía nada. 
Lo que si me comenzó a gustar un poco más es las numerosas referencias que hace del pasado y del presente. Toca temas como la película de Inside Out y Zootropolis, dos películas bastante actuales que ha tocado más el corazón de los adultos que a los niños. Por desgracia había muchas referencias a épocas pasadas que yo no he vivido y que por tanto no he entendido, otras tampoco las he vivido pero me han sido explicadas o he leído sobre ellas en algún libro. Lo que quiero decir es que he visto este libro muy a lo personal, que está bien, pues defiendo que no hay ninguna mejor forma de dar consejo y ayuda que explicar tu propia experiencia, pero a mi este libro no me ha ayudado.
Os voy a explicar por qué. Cuando elegí el libro, yo era consciente que tenía un problema, era consciente de que mi tristeza se iba haciendo mayor cuanto más crecían los días. Entonces me llego el correo con las actualidades de la editorial Circulo Rojo y me llamó la atención este titulo, visto luego que estaba en la categoría de autoayuda ¿Por qué no leerlo? Sí encima podía ayudarme a abreviar este sentimiento. 
Al principio del libro yo estaba de acuerdo con la posición del autor: "La tristeza es un sentimiento necesario", pero mientras iba leyendo el libro no me resolvía nada, no me ponía soluciones al problema y de repente la selectividad estaba finalizada, la niña que hay en mi perdió uno de sus más importantes tesoros y el libro no me había enseñado ni un camino para reducir mi tristeza. No me ha servido de nada, sigo sumada en una tristeza que ya se aleja mucho de ser breve. Aunque, pasada la tormenta, ¿de que sirve estar triste?

No creo ni mucho menos que sea un mal libro, de hecho si tienes un problema y no sabes que es, puedes chocarte con las palabras de este finísimo libro, abrir una pagina al azar y leer, entonces te dirás: "Tengo un problema" y te pondrás a pensar en como resolverlo o te buscarás un libro de autoayuda con las pautas para hacerlo.
El breviario de la tristeza, te ayuda a ser consciente de que estas demasiado triste y que debes hacer algo para dejar de estarlo, pero yo ya era consciente de eso... y quizá por eso a mi no me sirvió. 
Ahora lo voy a prestar, porque un amigo curioso quiere echarle un ojo, quizá a el le sirva, quizá a el le guste más que a mi. 
La cita destacada de esta lectura es:

"Las lagrimas son suyas. Dejen que caiga por ahí todo cuanto te hiere" 
Esta cita, fue sin duda el único gran consejo que a mi tristeza le pueden dar, pero claro yo siempre estoy llorando, siempre lloro cuando las luces se apagan en mi habitación y si no son con lagrimas son con letras, que es otra forma distinta de llorar. En fin, tampoco mi vida esta tan destrozada ahora mismo... quiero decir, lo peor y ha pasado, tan solo queda acostumbrarse a las consecuencias, que sí es lo más difícil, pero poco a poco.
Y sin más preámbulos despido esta primera entrada del verano con una...
¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!

4 comentarios:

  1. Hola :)
    Me ha llamado la atención este libro que has comentado. Nunca he leído libros de autoayuda porque los considero como innecesarios en mi vida, pero eso es como decir que no necesitas agua para vivir, ¿no? jaja
    Lamento que no te haya ayudado como creerías que podría llegar a hacerlo, pero espero que más gente que tenga problemas parecidos y necesite algo en lo que apoyarse, la lea y le de una oportunidad a este libro, como has hecho tú. Yo lo añadiré a la lista, por si en alguna ocasión a mí también me sirve ^^
    Un abrazo, y ¡doble ración de purpurina!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en algún momento de nuestra vida necesitamos todo lo que un libro de autoayuda puede aportarnos, pero bueno, en realidad el libro no tiene que estar catalogado como libre de autoayuda para que te ayude. ¿Me explico? Cada libro tiene su momento. ^-^

      Eliminar
  2. Pues me ha llamado la atención, lo cierto es que últimamente estoy leyendo varios libros de éste tipo. Así que seguro que me atreveré con él ^^ gracias por la reseña

    ResponderEliminar

¿Podrías proporcionar un poco de purpurina a este blog? Deja tu comentario y no olvide despedirte con una...
¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!