viernes, 26 de febrero de 2016

Avivar vuelve a mis oídos!

Hola, hola enifadores de purpurina! ¿Recordáis al chico que inauguró la sección de "Caza talentos"? Sí, Avivar. Yo no puedo hacer una critica sobre la música que me gusta y dar las razones por la que me gusta, aunque podría intentarlo como experimento... pero hoy no será el día, lamento decepcionaros. Hoy tan solo vengo a anunciar (tachán tachán)



 Es larga, es una de las canciones más largas que he escuchado, 4.12 min, son muchos minutos, pero es cierto que es mi estilo de música, es como... no me atrevo a decirlo en voz alta por sí me matáis... de hecho lo voy a guardar silencio. Aún no me atrevo a hablar de él, de la misma forma de la que me atrevería a valorar a Dani Martín y/o Fito&Fitipaldis, para mi dioses de la música, dioses de las letras bonitas, pero este chico se acerca a la meta. (Yo ya fangirleo por él) 
Pronto volveré a hablaros de él, en realidad por suerte o por desgracia para ustedes vais a enteraros deLejos, que sinceramente me gusta mucho mucho mucho mucho mucho más que "Por un puñado de letras" que da titulo al EP (Y que por eso es el video principal del post) y El maquinista  que me gusta más que "Lejos" y que coño voy a insertaros ese ultimo despues de despedirme con una...
sus novedades con bastante frecuencia, porque voy a pasar de haberlo  oído cantar en la calle a escucharle sobre un escenario (imagino) en la presentación que hará en La Jolla Sevilla, un local que no sabía de su existencia hasta ahora. El caso es que allí estaré y ya os comentaré como es en directo. Estas hermosas voces hay que seguirle la pista siempre. ;) Bueno esnifadores de purpurina espero que hayáis disfrutado de la canción y que disfrutéis de muchas más, podéis escuchar

¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!

jueves, 25 de febrero de 2016

¿Futuro?¿Eso se come?

Imagen de peter pan, shadow, and disneyHola hola esnifadores de purpurina! Hoy quería hablar de los proyectos, de los sueños, de las cosas que simplemente prometemos al futuro.
Quiero hablar de todo lo que se quedo en un ojalá, o todo aquello que se sumió al planes cancelados, quiero hablar de todos esos proyectos que se dejan a medías, esos libros que empezamos y no terminamos, esas historias que no ponemos fin... Quería hablar de cuales son los motivos que nos dejan en intenciones y no en acciones.

Sí ese es el futuro, impredecible. Lo guay del futuro sin duda es que nunca sabes por donde va a salir y eso es genial. Desde hace ya varias semanas surge entre mis amigas una conversación, pero no sabemos ponerle titulo... ¿Destino? ¿Casualidad? ¿Azar? De una cosa si estoy segura, son decisiones. Remontando mi vida hacía atrás me descubro a mi, con mi vecina jugando a con los muñecos de los huevos kinder. Estoy completamente segura, que mi visión de futuro era esa, estar con mi vecina pasando el tiempo en mi habitación o en el patio de la comunidad de vecinos con todos esos juguetes, lo más seguro es que ni se me pasara por la cabeza la idea de crecer y tener otro tipo de hobbies.

Imagen de love, art, and child
Sin embargo, la vida se torció, mi vecina se mudó y yo me quede jugando sola con esas miniatura de personajes...Sí, así era la cosa, la madre/padre de mi vecina decidió mudarse y ahí comienza la cadena de decisiones. Entonces ¿Qué es el futuro entonces? Conjunto de decisiones. Tras esa decisión principal hubieron muchas otras, pero la más importante fue asistir a mi primer salón manga y encontrarme con mi vecina y de ahí conocer a todos los maravillosos amigos a los que premiaré por ello este domingo, en una quedada.

Aunque ese no era el tema a tratar, es como una pequeña introducción, para dejar constancia de lo que para mi es el futuro por mi experiencia vivida en el pasado (Obviamente). Yo quería hablar del futuro, de los planes de futuro, de esos planes que pasan por tu mente una fría mañana de domingo embutida entre tus  sabanas. Un plan tipo:
"Este verano iré al centro y buscaré la maleta de viaje más grande y bonita. La llenaré de ropa, libros y mi cámara de fotos. Me sentaré en plaza de armas y allí esperaré a que él llegue y nos iremos a una playa nueva, a una playa que no haya visto nunca."
Imagen de love, couple, and kissUn poné, quizás no es el más acertado dada la situación, pero bueno. Resulta que planeo un viaje "idealizado" con él, que lo más seguro es que más de un domingo lo hiciera, y ahora FIN, él ya no esta en mi vida y todo esos planes...todo ese futuro idealizado se ha ido al trate. No es un post de pesimismo, donde cuento mis penas. ¿Qué quiero decir?

Toda la tristeza que tenemos encerrado en nuestro corazoncito, es culpa nuestra, nos creamos la expectativas de la vida, el futuro idealizado y contamos con personas, contamos con que la personas actúen a nuestro favor. Luego todo se va al traste y no solo echamos de menos los recuerdos del pasado y todas esas cosas bonitas que ocurrieron, sino echamos de menos no tener esa ilusión por la llegada de ese futuro idealizado... ¿Me entendéis?

Ahora viene lo bueno... "la solución del problema". Vivir el momento. Sí, exacto, es eso y es super difícil dejar de pensar en un futuro, que el ser humano vive por un futuro, cuando el único futuro que se va realizar con exactitud es la muerte. Vive y sin pensar en el futuro. Cada vez estoy más convencida de que esa es la solución, ser feliz hoy, hacer todo lo que tengas ganas de hacer hoy y de decir todo lo que quiero decir hoy, que ya mañana será otro día.

Este medio día he pensado en una frase, se me ha ocurrido de repente mientras cortaba mi filete y aunque esta frase era la frase perfecta para concluir el tema y además dar titulo al post, estaba comiendo y no lo anoté. Adivina: Sé me olvido.  No quiero irme todavía quiero insertaros un vídeo, una canción... una canción que me recuerda al pasado, que me recuerda precisamente al ejemplo en cursiva, ese viaje que nunca se realizó y además que bueno... deja contante las ganas que tengo de volver a ver su cara y sentir algo, pero no se puede. Solo hay dos cosas que no se pueden hacer en esta vida:
1. Volver al pasado.
2. Controlar el futuro.
Sin embargo siempre podremos despedirnos con una canción para recordar y una...
¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!

domingo, 21 de febrero de 2016

Capitulo 2: El azul es mi color favorito.

Return I
CAPITULO ANTERIOR: La hija de Garfio y el joven inglés.

Capitulo 2.
El azul es mi color favorito. 


María bajo junto a mí las escaleras del colegio, se paró de golpe para atarse los cordones de su zapatilla de deporte. La espere instintivamente como hacia siempre aunque al cruzar el lumbral de la puerta del patio cada una tomaría un camino diferente. Ella se iba con chicas de otra clase y de otros cursos a jugar al futbol, en cambio yo iba a la verja que me separaba de Daniel, con Daniel. Todos los días, en el mismo lugar donde nos conocimos, desde que nos conocimos. Al llegar a la puerta del patio María me agarró de la mano y me obligó a frenar.


- Lizzy, ¿Vienes a jugar? – Era la primera vez que me lo preguntaba desde que nos conocíamos, y aunque siempre había deseado que me lo propusiera, negué con la cabeza. - ¿Por qué?

- Dani. – Dije señalando la verja.

- Siempre igual. – Dijo soltándome la mano. - ¿por qué?

- ¿Por qué… qué?

- Porque siempre estas con él.

- No entiendo. – Sinceramente no entendía adonde quería llevar. Me hizo un gesto de negación y se fue hacia sus amigas. – Pásalo bien con el prodigio.

- Lo haré. – Dije retomando mi camino.

Daniel estaba sentado donde la primera vez que le vi, pero mirando hacia la verja. Tenía la cabeza agachada y las manos ocupada con un trozo de cuerda. Parecía muy concentrado.

- ¿Qué estás haciendo? – Le pregunté mientras me sentaba frente a él.

- Una pulsera. – Alzó la cabeza y me miró sonriente, como siempre. Sonreí. – Es para ti, si consigo cerrarla, claro.

- ¿Qué has hecho hoy en clase? – Dije abriendo el bolsillo pequeño de mi mochila. Palpé varias veces dentro del bolsillo. El bocadillo no estaba. Saqué en su lugar, un papel doblado varias veces. Lo saqué. – Se me ha olvidado el bocadillo.

- Yo tengo, podemos compartirlo. – Dijo y me tendió la pulsera. – Son cuerdas de la guitarra que me compre en la feria. Hacen una pulsera muy bonita.

- Gracias. – Dije tendiéndole la mano derecha para que me la pusiera él. - Haz el favor. – Le pedí inclinando un poco la cabeza. Él se limitó a sonreír y a obedecer.

- ¿Qué es eso? - Dijo señalando el trocito de papel que tenía en la otra mano.

- Lo tenía en la mochila.

Entonces recordé el primer día que le vi, cuando le dije que no sabía leer, él subió al segundo piso para buscarme y darme una nota. Daniel soltó mi mano cuando hubo terminado de poner la pulsera. Fui desdoblando el papel poco a poco. Era aquella nota.

- Es la nota que me diste el primer día de clase. – Dije alisando el papel varias veces.

- ¿Lo leíste ya? – Me preguntó acercándose un poco más a la verja.

- No. – Dije agachando la cabeza. No puedo creerme que se me hubiera olvidado esa nota. – Se me olvido. ¿Puedo hacerlo ahora?

- Creo que es el mejor momento para hacerlo. – Le miré a los ojos, él me correspondió y me dedicó una sonrisa con picardía, parecía un niño apunto de hacer una travesura. – Léela en voz alta.

- Vale. – Miré la nota y la leí. – Me gusta mucho tu vestido, el azul es mi color favorito.

Mi vestido azul. La nota era sobre mi vestido de volantes azul. No pude evitar sonrojarme aunque el vestido ya no lo tenía puesto y ya ni siquiera estaba en mi armario. Le miré por arriba del papel. Se había apoderado de un palo y hacia círculos en la arena, pero sin dejar de mirarme y sin eliminar esa sonrisa.

- Me estas poniendo nerviosa. – Dije volviendo a doblar el papel.

- Lo sé. – Dijo sin dejar de mirarme a los ojos. – Me gusta ponerte nerviosa, te poner roja.

- ¿Y te parece gracioso? – Le tiré el trozo de papel que había doblado y él lo guardo en su mochila azul.

- Es mi nota. – Protesté.

- Es el precio a pagar por medio bocadillo. – Sacó un bocadillo de su mochila lo desenvolvió y lo partió por la mitad. – Para ti.

Acepté la mitad del bocadillo y ambos guardamos silencio mientras nos lo comíamos. Él no dejaba de mirarme y yo no dejaba de fijarme en cualquier otra cosa que no sea en sus ojos azules puestos en mí. No me gustaba que me vieran comer. Le di el último mordisco al bocadillo y lo tragué casi sin masticar.

- ¿Zumo? – Miré a Daniel que había dejado de mirarme para buscar en su mochila. – Es de piña y uva.

- Me vale. – Cuando me lo tendió lo abrí y bebí un poco. Se lo devolví. – Gracias.

- ¿Por qué te da vergüenza?

- ¿El qué? - Daniel se bebió lo que yo había dejado de zumo y guardo el cartón de nuevo en la mochila.

- Que te mire.

- No es vergüenza, es que… - Me sacudí las migas de pan que se me habían quedado en el jersey. – Simplemente me intimidas un poco, no estoy acostumbrada a …

- ¿A qué te presten atención? – Le miré a los ojos, el ya estaba mirándome cuando lo hice. Asentí.

- Supongo que es eso.

Guardamos silencio hasta que sonó el timbre para volver a clase. Me puse en pie y el hizo lo mismo.

- Mañana no vengo. – Dijo sacudiéndose el pantalón y quitándose un poco la arena.

- ¿Por qué? – Observé como se colocaba la mochila en la espalda.

- Tengo una prueba.

- ¿Cómo que una prueba? – Colgué mi mochila en mi hombro.

- Antes de que empezara la primera hora me encerré en el baño y allí me quedé leyendo el libro de Mitos Griegos que me regalaste.

- ¿Otra vez? – Pensé en voz alta, pero él no me había escuchado había sido como un susurro. - ¿No entraste en clase?

- No. – Dijo agarrándose a la verja que nos separaba.

- ¿No te gusta aprender? – Dije acercándome a la verja para escucharlo mejor.

- Sí, sabes que me encanta. – Dijo en voz muy baja, pero le escuché perfectamente. – Es que ya se sumar, por lo tanto no necesito saber los números. – Me reí. Yo también pensaba eso los primeros días de “Matemáticas” Daniel me miró y se rió también. – Ya se leer, por lo tanto me es inútil aprenderme el abecedario. – Guardamos silencio durante unos segundos, no había nadie en mi parte del patio y en la suya tampoco. Solo estábamos él y yo. – Por eso me van hacer la prueba.

- Vaya. – Dije un poco triste. ¿Qué voy hacer yo sin él en la media hora libre de mañana? - ¿Y en qué consiste la prueba?

- No lo sé, ni siquiera sé que es una prueba, pero no puedo coger ningún diccionario hasta que llegue a casa.

- Una prueba es un como un examen.

- Y un examen es…

- Una serie de preguntas que hacen para evaluarte.

- ¿Y para qué?

- Pues…

- ¡Daniel! – La voz de una profesora sonó e hizo eco en el patio, que se encontraba desierto. Daniel se despidió con la mano y salió corriendo hacia ella. Yo hice lo mismo, salí corriendo hasta la puerta.

Con la misma velocidad subí las escaleras. Llegué asfixiada a clase y antes de entrar paré para tomar aire. Conté hasta tres y abrí la puerta. Todos se quedaron mirándome.

- ¿Te encuentras mejor? – Me preguntó la profesora. Asentí, aunque no sabía porque me preguntaba eso. – Siéntate, por favor.

La obedecí en silencio. Comencé a sacar los materiales de conocimiento del medio, mientras la profesora nos explicaba la diferencia entre carnívoros, omnívoros y herbívoros. Cuando lo coloqué todo, María me paso una nota con un disimulo un poco descarado, le sonreí y leí la nota.

“Como vi que no subías le dije que te encontrabas mal y que subirías cuando te encontraras mejor”

Miré a la profesora que dibujaba un perro en la pizarra. Le di la vuelta al trocito de papel que me había pasado María y cogí un bolígrafo azul de su mesa. Me lo llevé a la barbilla y medite las palabras para darle una respuesta, leía muy rápido pero me costaba más escribir y que estas letras sean a su vez legibles.

“¿Y se lo ha creído?”

Le tendí la nota con el bolígrafo y seguí preparando mi material escolar, abriendo cuidadosamente el libro y el cuaderno. Miré a la clase para comprobar que no había hecho ruido y satisfecha miré a mi mesa de nuevo, la respuesta de María ya estaba ahí.

“Sí, eres la niña de sus ojos.”

- Lizzy. – Me llamó la profesora. Alcé la vista un poco nerviosa. – Tenemos aquí un perro, una persona y una oruga. ¿Cuál dirías tú que es el herbívoro?

- ¿La oruga? – Era obvio que era la oruga, así que no entiendo porque puse ese tono de duda.

- ¿Por qué? – Me volvió a preguntar la profesora.

- Porque come hojas. – Dije esta vez con más seguridad.

- Muy bien… - Dijo y siguió explicando pero volví agachar la mirada a la nota.

Guardé la nota y me concentre en atender a la profesora. Miré los dibujos que había en la pizarra, un perro un poco deformado, un monigote y tres círculos perfectamente trazados muy juntos, supuse que era la oruga. Saqué un lápiz de mi estuche, rosa, y comencé a trazar en mi cuaderno. Pensaba dibujar los dibujos de la pizarra pero me concentre en el perro y comencé a darles detalles. Añadí una cara de cachorrito, me salió un poco tiste, para disimularlo añadí un poco de pelo y empecé a sombrear. No tengo ni idea de sombrear dibujos. Cuidadosamente difumine un poco con el dedo, por instinto. De repente tenía un borrón grisáceo en medio de mi cuaderno de conocimiento del medio.

- Tengo que aprender. - Susurré.

jueves, 18 de febrero de 2016

Ribera del duero

Hola, hola esnifadores de purpurina! Hoy vengo con algo nuevo y diferente. Digamos que tengo amigas artistas, amigas que están estudiando para crear moda y son artistas. Una de ellas ha hecho una especie de desfile (una especie de desfile, lo siento no estoy puesta en estos temas, es un desfile y punto) cuya temática era "El vino Ribera del duero" he hizo esta creación inspirándose en la viña (y en su padre.).
Este vestido lo ha diseñado y "creado" Yessica, mi amiga creadora de moda. El vestido ha creado comedura de cabeza, noches sin dormir y duros días de trabajo. No sé mucho sobre estos temas y mucho menos como crear una entrada dedicada a la moda, porque yo no sé nada de moda, porque esto no es un blog de moda, me gusta considerar que "Doble ración de purpurina" es un blog de arte. Sí, de arte, la escritura es arte, la pintura es arte, las escultura es arte, la música es moda, (La historia) es arte y la moda es arte.
Así que será mi primer post de moda y espero que no sea el ultimo. En primer voy a decir que es super genial el privilegio que tienen los blogger de moda en estos eventos, o sea me fascina, llegan coge se sientan y a disfrutar, me duele, porque yo también soy blogger y tener que hacer cola, yo blogger como ellos/as y mis amigas diseñadoras y  alumnas de la academia. Fue una indignación graciosa ya que nosotras estábamos allí desde las 3 ayudando a Yes y bueno... Me encanta vivir cosas nuevas y esta experiencia ha sido muy chachi. Bueno ahora que ya esta todo voy a comentar algunos de los vestidos que más me han gustado.
La imagen que tenemos a la izquierda de a pantalla es la foto que he podido conseguir de la modelo (cuyo nombre no se cual es porque no me lo han dicho, como la gran mayoría de las modelos que voy a insertar aquí), pero cuyo vestido lo ha diseñado María Amador Robles. Soy muy nueva en esto, lo cierto es que este traje me encanta aunque no pude fotografiarlo entero y eso me dio mucha coraje, pero si pincháis AQUÍ podéis ir a su pagina de Facebook.
La fotografía de la derecha es un vestido que sin duda yo me pondría. La modelo vuelve a no tener nombre, pero la diseñadora de este vestido tan genial es Irene Baena Ruiz y tiene el pelo muy rosa y unos taconazos muy blancos y muy altos y muy geniales (Muchas "y" he puesto yo en esta frase) Bueno, no se ve bien porque soy una fotógrafa de pacotilla, pero me encanta el vuelo del vestido y es corto y pomposo, esos  vestidos causan siempre impacto. Al igual que el diseño anterior voy a dejar el enlace de la pagina de Facebook para que podáis apreciar mejor el vestido. AQUÍ. 

La tercera foto que tengo aquí a la izquierda (otra vez) es muy original, o sea yo no me había dado cuenta, pero hay vino en su interior, es genial. Muy original. La diseñadora de este vestido se llama María Fernádez Fuentes, y me parece guay el detalle de que tenga liquido el vestido, por la temática. Esnifadores de purpurina no me juzguéis es mi primera reseña de moda, estoy nerviosa y tengo miedo de cagarla. Este ultimo es muy original, pero todavía hay  uno más original cuya diseñadora es Ana Rodriguez Coto. A ver parecía muy simple en la pagina del facebook (Aquí), pero cuando salió a la pasarela de esta forma pensé, que original (De hecho me he repetido mucho diciéndolo). Bueno sigamos con el desfile:

Bueno, los hombres no se quedaron fuera del desfile, Marti Reberdir diseñó un traje para caballero y... ¡VAYA CABALLERO! La verdad, dadme las gracias porque no se le ve bien la cara, no querría que murierais de amor. (Perdón, soy una fotógrafa pésima)
Además que fue quizás el más completo, ya que se quitó la chaqueta y luego resulta que la de abajo era reversible, ha estado guay. (AQUÍ)
Lium, mi amiga Lium, me estuvo explicando el porqué de las no sonrisas en las pasarelas y será porque me gustan más las personas que la moda, pero considero que todo el conjunto sería más bonito con una bella sonrisa en esos rostros tan serios, a mi me gustaría ver en ellos que les gusta lo que hace, que no sean tan ROCA, pero bueno soy una chica que no entiende de estos temas, pero que siente curiosidad por ellos.
Esto son los más me han gustado, luego hay otros tres del que tengo que hablar por su puesto. Uno es el diseño de Pedro Garrido, un chaval muy majo, simpático y absorbedor de energías, pero no voy a hablar de él sino de su creación. Su creación un precioso vestido, este que luce a mi derecha y que podéis observar pinchando AQUÍ.
Tengo hablar también del vestido del ganador, que no, por desgracia no ha sido mi amiga Yes, pero el merecido premio se lo ha llevado Mario Valladares, y esta vez, no solo pondré la foto de la modelo sin nombre desfilando, sino pondré la foto en la que diseñador y modelo se dan la mano para lucir creación, creador, y arte! Al principió, mientras esperábamos que llegara la hora de la entrada y no, yo lo observaba y no lo veía tan bonito en ese maniquí sin vida de aquél salón, pero la verdad que puesto en una persona vida, con células y sangre este queda mucho más bonito. (AQUÍ)
Ha sido el ganador de este desfile y la verdad que es guay, la verdad es que el vestido fuera de la modelo, en el maniquí inerte es raro, es como si tuviera una alita de pollo en el brazo, pero en la modelo queda diferente... no sé explicarme porque no sé de moda. Y por ultimo, pero no menos importante, el motivo por el cual yo, Lucia, estaba en el desfile. Yessica Cabeza Paredes, que es el que he puesto al principio y el que voy a poner ahora una foto de la modelo. Para finalizar me curraré el codigo HTML, que me enseñaron mis amigas blogger para poder poneros algunas fotos más del día que ha sido super completo y super productivo.

Y creo que ya es hora de que me vaya yendo a la cama mañana tengo un examen de matematicas y debería estar descansada (y nerviosa y muerta de miedo), pero no relax, que la ultima vez que pasé con estas chicas mi día antes del examen de mates saqué un 10...bueno... que lo dicho espero que os haya gustado mi post, que no es lo de siempre, es algo nuevo y que aquí Lu se apunta a un bombardeo. Espero que lo hayáis disfrutados y me despido con una...
¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!

lunes, 15 de febrero de 2016

El chico de las estrellas

Hola hola esnifadores de purpurina! Estoy...bien. Todo lo bien que te puedes sentir al despedirte de un amigo, porque sí, el libro que hoy voy a reseñar es un amigo. Hace meses que estaba deseando la lectura de este libro, el libro del conocido "Peter Pan" en twitter, para ser sincera no recuerdo como llegué a seguirle en esta brillante red social en la que te encuentras gente tan maravillosa que no sabe que existes, pero sé que desde un principio comencé a seguirle por los tweet tan sencillos y mágicos que piaba por esta red social, ¿Que quiero decir con tweet sencillos y mágicos? Pues que este señor de vente años, es capaz de describir los sentimientos en 140 caracteres  y transmitirlo TODO. El caso es que meses despues de comenzar a seguirlo, vi este titulo: "El chico de las estrellas", del cual me informe... y quise leerlo de inmediato. ¿Queréis saber mi opinión? 

El chico de las estrellas.



Título: El chico de las estrellas
Autor: Chris Pueyo
Editorial: Destino
Fecha de publicación: 05/11/2015
Páginas: 208
Precio: 12,95 €

Sinopsis: 

Érase un niño que jamás vivió más de dos años seguidos en una misma casa, por lo que decidió pintar las paredes de todas sus habitaciones con estrellas. Su rechazo al colegio y una familia inusual le empujarán a emprender un viaje donde no todo serán constelaciones y pedirle deseos a la luna. Es hora de bajar al barro, equivocarse con una princesa y terminar encontrando un príncipe… ¿o no?

Sus ansias de libertad, tres antídotos de supervivencia y unas botas plateadas le acompañarán por un mundo muerto donde los sueños llegan descalzos y despeinados a Ninguna Parte.

Opinión personal.

Bueno, hoy pongo fin a la lectura de este magnifico libro, donde Chris Pueyo nos cuenta su propia historia. Cuando lo empecé, muy entusiasmada le dije a mi madre que parecía un libro de autoayuda, la historia va dirigida a ti y eso es un detalle que me encanta. ¿El por qué considero que es un libro de autoayuda? En mi opinión una de las mejores forma de aconsejar es contar desde la experiencia. Cuando le comenté a mi madre de que iba me pregunto ¿Y de que va ayudarte un libro sobre un chico homosexual? Pues ahora voy a decir, mucho. Resulta que una persona de vente años, es una persona de vente años, ya trate de un chino, de un colombiano, de un español, de un hombre, de una mujer, de un homosexual, de un heterosexual...como si se trata de un extraterrestre. Mucha más gente de la que se cree sufren comentarios con intención de herir en el colegio e instituto, yo sin ir más lejos he tenido que aguantar murmullos y mi mejor amiga "E" por aquel entonces tenía que aguantar empujones por los pasillos, que en mi caso eran de baldosas blancas y rojas. Y sí, aunque no fueran los mismos motivos, aunque yo nunca tuve el valor de chillar y defenderme a mi amiga o a mi, lo viví, por eso entiendo a "El chico de las estrellas" 
Este chico nos cuenta los pesare de su vida y como luchaba sin saber del todo que lo hacia, con esa abuela de hierro inoxidable, no todos tienen una abuela así, es cierto que todas las abuelas son maravillosas, pero la abuela de "El chico de las estrellas" parece mucho más especial. 
Y luego que más da si eres hombre o mujer, homosexual o heterosexual, el amor comienza de la misma forma y da igual el sexo y la orientación sexual en algún momento de nuestra vida luchamos por seguir con una persona que ya no nos aporta la felicidad del principio, muchas personas minimamente una vez se han autoengañado. Es cierto que yo, una chica (de momento) heterosexual no puedo imaginarme ese nerviosismo y ese miedo a salir del mítico armario, pero si entiendo lo que es no poder ser tu mismo con la persona con la que compartes el día a día, ocultar tus verdaderos sentimientos y gusto a tus amigos, pero mola saber que cuando vas creciendo eso va afectando menos, uno aprende a ser uno mismo y el proceso esta explicado en directo y en primicia por Chris Pueyo en este libro tan esplendido. Lo que iba diciendo, que el amor llega y pum nos vuelve gilipollas, pero oye es bonito, el amor es bonito. El chico de las estrellas nos describe como se enamora del chico más guapo del mundo, nos describe toda su relación, pero antes de enfrentarse a esta realidad. ¡VIAJA A LONDRES! Esta es la parte que más me gusta, porque con todo el coraje del mundo coge una maleta y se va, para renovarse, para conocerse a si mismo y me encanta. Me encanta este libro porque no es normal, porque no es el típico, me encanta esta libro porque es REAL, porque esto le pasa a mucha gente, porque cualquiera puede sentirse identificado con las palabras de Chris Pueyo, y lo mismo sobre el desamor, otro sentimiento que Chris ha sabido describir muy bien y tocando en mi sensible patata, haciéndome recordar como se sentía al observar marchar tus sentimientos, tus momentos, tus instantes sin poder hacer nada para detenerlos e inmortalizarlos. Mi nota sin duda es de un:
Sin duda es un  libro que va a dejar huella aunque el no lo pretende así. En cuanto a la cita favorita, por mi os copiaría y pegaría el libro entero, pero es ilegal. El libro entero es una cita preciosa, además de que en la propia obra se cita a otros grandes artistas como Fito, Malú, Amaia... y hace mucha referencias a un montón de libros y personajes ilustres, me encanta sobre todo que nombren a Bastian de la historia interminable, que utilice la continua metafora de Peter Pan, porque esta sin duda es mi metafora favorita y me he enamorado de millones de paginas de este libro, así que... sí Chris Pueyo, recordaré a "El chico de las estrellas", sí, te echaré de menos (o no, porque ahora sé que puedo seguir leyéndote en el Desván del Duende) Como no puedo citar el libro entero, lo abriré por una página al azar y citaré la primera frase que me haga pensar: ¡ESTA! ¿De acuerdo?

"Así que nunca volvió igual que se fue.
Porque nunca volvemos igual que nos fuimos"
De verdad que me encantaría citaros más cosas, porque este libro merece la pena ser leído, merece la pena ser recordado por qué sí Chris Pueyo, mereces llamarte el chico de las estrellas y ahora con su permiso, (con el permiso de Chris Pueyo le cito de nuevo) dejo que vuestras vidas siga en ese mundo donde… los sueños llegaban descalzos y despeinados a Ninguna Parte. Y bueno, ahora vuelvo a ser yo misma para despedirme con una...
¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!
 

viernes, 12 de febrero de 2016

La carta del buzón.

Imagen de love, hug, and kris
Hola, hola esnifadores de purpurina, no pensaba hacer nada especial por la fecha de San Valentín a parte de la reseña de "El chico de las estrellas", un libro del que no hablaré en este post, porque sino no podré hablaros de el el domingo. Hoy tengo que contar la historia de Daniel Cerpa. ¿Quien? Pues mira Daniel Cerpa es el Daniel que vive en mi cabeza, que ha crecido conmigo y que esta ahí en un rincón de mi cerebro, pensando como un chico, ayudándome a entender a los chicos, haciéndome cumplidos cuando me asomo al espejo, es mi "yo" inverso.
Cada vez que hablo de Daniel Cerpa a alguien, todo el mundo piensa que es mi "lado bollo", pero yo no lo tengo tan claro, digamos que Daniel Cerpa esta ahí en mi mente, pero no soy yo. De estas veces en las que me miro al espejo y mi mente comienza a maquinar mil y un insultos hacía mi persona, ahí esta él, el chico que vive en mi mente, el chico que se enreda entre mis neuronas y me susurra: "Que dices, no estas mal, eres tú." Entonces dejo de mirar al espejo y me voy feliz de la habitación. Sin embargo no todo es tan genial, a días en los que yo me levanto feliz me miro al espejo y pienso, oye que mona estoy hoy, entonces ahí esta él, enredándose entre mis neuronas y susurrándome: "Eso de ahí es un punto negro ¡QUITATELO!"
¿Pensáis que estoy loca? En realidad puede que si lo este, quizás tengo doble personalidad, quizás si yo me hubiera llamado Daniel, este tendría una Lucia paseándose entre sus vainas de mielina, correteando por su sistema nervioso y saltando de alvéolo en alvéolo. Aunque conociendo al Daniel que tengo en el rincón de mis pensamientos, no le habría bautizado como Lucia, le habría puesto "Danielle", al igual que si yo hubiera nacido chico no me habría llamado Daniel, sino Jesús.

Imagen de Dream, galaxy, and night¿Creéis que estoy loca por tener a una persona con una personalidad super diferente a la mía en el cerebro? Yo creo que no lo estoy. Desde que tengo uso de razón y desde que tengo poder de escribir y crear cosas con la mente se me han ocurrido millones y millones de historias y todas y cada una de ellas tenían un protagonista o un personaje secundario llamado Daniel y a día de hoy sigue siendo así. Me he es imposible escribir algo de provecho y que ese personaje no se llame así o sea como él. Siento orgullo por ese personaje que vive en mi cabeza, que no sé porque razón quise bautizarlo con ese nombre, que no sé porque esta ahí, pero que me ayuda a analizar los problemas de mi vida y que cuando no los tengo o creo no tenerlo, él los busca hasta debajo de las piedras.  Daniel, el causante de que mi mente nunca descanse, el que me recuerda que tengo que estudiar y el que ahora mismo esta leyendo este post y esta pensando: ¿En serios estas hablando de mi en vez de estudiar Platón?

Esta persona que mi mente a creado es ¿Mi amor propio? ¿Mi responsabilidad? ¿Mi amigo imaginario? Oh Dios mio amigo imaginario que absurdo suena. El caso es que esta ahí, como un segundo yo encerrado en mi cabeza, tan encerrado en mi cabeza como Mel lo estuvo cuando Wanda invadió su cuerpo. Yo no fui consciente de que había encerrada en mi cabeza una personalidad paralela a la mía, una personalidad distinta, pero con aficiones similares hasta que recibí esa carta en mi buzón. Y esto puede sonar un poco más ficticio, pero en mi buzón había una carta de una tal Lucia, para un tal Daniel.


Querido Daniel:
Hola, esto puede sonarte raro, pero hace tiempo que somos amigos. Hace tiempo que miras mis defectos a la cara y hace mucho tiempo ya que los aceptaste, al igual yo miré a tus ojos invisibles y acepte los tuyos. Porque si mi querido engreído los tienes. No solos los tienes sino que además a veces tu presencia me desquicia, te crees omnipotente cuando en realidad soy yo persona que se ha molestado en crearte. Me miras siempre por encima del hombro como si fueras mucho más superior a mí, pero luego no paras de susurrarme al oído lo orgulloso que estas de mi porque tu arrogante comportamiento no me afecta lo más mínimo. Me dices que estoy perfecta de peso cuando me miró y me veo gorda, pero me recuerdas que debería ponerme a dieta, cuando pienso que quizá no lo estoy tanto. No puedo sacarte de mi cabeza, aunque se que en muchas ocasiones te vas de ella y tardas muchos días en volver a dirigirme la palabra. Sé que estas ahí cuando todo mi mundo se derrumba aunque claro, no tienes más remedio porque estas en mi cabeza. Y que cuando estoy en la cama llorando por cualquier chorrada típico de una niña de 14 años, solo deseo que salgas automáticamente de mi cerebro y me abraces. En ocasiones pienso que se trata del chico perfecto, de la persona con la que querría vivir el resto mis días, pero luego esta que no eres real, por mucho que te esfuerces en pensar por ti mismo y otras veces pienso que directamente me estoy volviendo loca, porque me estoy enamorando de un personaje que mi mente a creado solo porque es genial tener buenos compañeros de aventuras. Es muy complicado decirte todo esto, porque mientra yo lo escribo tú lo lees, porque estas ahí en mi cerebro. Eres mi amigo, pero también mi enemigo, eres ambas cosas a la vez y me haces perder la cabeza. Haces que mi mente viaje a nuevas historias y aventuras, pero a la vez me mantienes con los pies en la tierra. Hace mucho tiempo que nos conocemos, pero no sé quien eres, ni que coño haces en mi cabeza. 
                                             Att: Lucia.Alvarez.Cerpa

Ahora tengo que ser sincera, esa carta no estaba en mi buzón, esa carta estaba en un cajón de mi habitación, otra cosa, esa carta no estaba dedicada a Daniel, hace relativamente poco que le bauticé así, la carta no la recuerdo haber escrito, pero ahí estaba en mi cajón doblada y doblada en un trozo pequeño de papel, la carta esta partida por la mitad y hace dos semanas, que haciendo limpieza en mi cajón secreto lo encontré entre mis mayores secretos. Hace tiempo que mi amiga Chari y yo bautizamos mi "doble identidad" como Daniel, por eso en la semana de San Valentín, había decidido espontáneamente hoy, en copiar esa carta que he encontrado en mi escondido cajón naranja, eso sí, la he arreglado un poco, añadiendo un "Querido Daniel" y algunas faltas de ortografía, como algunas frases que no tenían mucho sentido, las he adaptado para que sí la entienda, porque nadie entiende más a la Lucia del pasado, que la Lucía del presente. Y ahora recuerdo, que con quién de verdad debemos celebrar San Valentín, son con las palabras. Siento haberos mentido, y haber dicho que esa carta estaba en ese asqueroso buzón marrón que decora mi feo portal, pero siempre queda mucho más bonito recibir una carta de ti para ti en un buzón y no encontrarla por casualidad porque ya la habías olvidado.  Ahora, la vuelvo a doblar y la vuelvo a esconder en ese cajón naranja que conservo desde la niñez, para que cuando sea mayor vuelva a sorprenderme y Daniel y yo sonriamos al unísonos siendo viejos.

Y ahora me despido con una...
¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!


jueves, 11 de febrero de 2016

Novedades de Febrero!

Hola hola esnifadores de purpurina, resulta que aunque no he terminado de leer el libro de esta editorial del mes pasado, me parece justo que sepais las nuevas novedades. Aunque no tendré la cara dura de pedir un libro nuevo este mes y mira que este mes los hay muy interesante ¿Verdad? Bueno, tras las novedades os insertaré un booktrailer que la editorial me ha proporcionado para que...bueno, para que lo disfrutéis. Un beso enorme.
Novedades febrero 2016


http://editorialcirculorojo.com/una-milesima-de-segundo/http://editorialcirculorojo.com/lets-talk-about-angels-in-the-beginning/http://editorialcirculorojo.com/antropologia-de-vitruvio/ http://editorialcirculorojo.com/sobre-los-puentes-de-york/http://editorialcirculorojo.com/el-hombre-del-cine/http://editorialcirculorojo.com/aguijones/http://editorialcirculorojo.com/el-caso-lis/ http://editorialcirculorojo.com/guia-para-emprender-un-negocio-de-cultivo-de-setas-y-otros-hongos-saprofitos/ http://editorialcirculorojo.com/wp-content/uploads/libro-la-pipa-1.jpghttp://editorialcirculorojo.com/tercio-de-castelnuovo/http://editorialcirculorojo.com/el-universo-vivo-y-holografico-iii-el-dios-que-he-olvidado/http://editorialcirculorojo.com/shinuy/http://editorialcirculorojo.com/sonreir-es-sencillo/http://editorialcirculorojo.com/la-muerte-se-olvido-de-nosotros/http://editorialcirculorojo.com/mi-ignorancia-tu-poder/http://editorialcirculorojo.com/rey-de-corazones/http://editorialcirculorojo.com/tu-que-crees-amor/http://editorialcirculorojo.com/railes-de-un-tren-de-vida/http://editorialcirculorojo.com/una-vida-sense-gossos/http://editorialcirculorojo.com/de-90-a-60-la-dieta-de-los-paises-toda-comida-basura-tiene-su-version-saludable/ http://editorialcirculorojo.com/la-chica-de-enfrente/http://editorialcirculorojo.com/un-escrito-en-el-camino/http://editorialcirculorojo.com/la-infancia-magica-2/ http://editorialcirculorojo.com/el-agradecimiento-del-andariego/http://editorialcirculorojo.com/la-belleza-es-el-final/http://editorialcirculorojo.com/noviembre-de-los-sentimientos-y-de-las-ciudades/ http://editorialcirculorojo.com/abuelo-tomas/http://editorialcirculorojo.com/breviario-de-la-felicidad/http://editorialcirculorojo.com/wp-content/uploads/libro-y-el-vino.jpg http://editorialcirculorojo.com/la-revolucion-de-los-veganos/http://editorialcirculorojo.com/mis-encuentros-con-el-misterio/http://editorialcirculorojo.com/la-ciudad-sin-alma/