lunes, 26 de enero de 2015

No tenemos tiempo.

~wildflowerssss_  BY: INDIE SOUL
Tenemos suerte de estar donde estamos. Si estas leyendo esto, es porque tienes un ordenador o un móvil que te lo permite, con una tarifa de Internet, al igual que si yo estoy escribiendo esto es por ese mismo motivo, porque recientemente tengo lo que tengo que es un portátil e Internet. Tenemos esa suerte, de poder tener toda la información a un botón de distancia, a tener objeto de mucho valor y a poder disfrutar de este tiempo que parece que se van tan rápido como respiras y espiras habitualmente. Continuamente nos quejamos de nuestras vidas, de si no tenemos esto, no tenemos lo otro, que no llegamos a fin de mes, de que la cosa esta "Mu mala", pero sin embargo aquí estamos, navegando por Internet, escribiendo y twiteando nuestras miseras vidas. Quejándonos de que no vamos aprobar cierto exámenes, cuando ni siquiera lo hemos intentado todavía. Diciéndonos a nosotros mismos que no podemos hacerlo, cuando es obvio que si podemos hacerlo, lo que no es seguro es si saldrá bien, pero ¿Y que si sale mal? Lo has intentado, ¿no?
1blogdirection.blospot.comNos quejamos del tiempo.
Nos quejamos del dolor.
Nos quejamos de madrugar.
Nos quejamos por muchas cosas insignificantes. pero hay muchas personas que no se pueden quejar por las cosas por las que nos quejamos nosotros, porque están demasiados ocupados por sobrevivir.  Mucha gente me pregunta ¿Como puedes sobrevivir sin móvil? cuando la verdadera pregunta es ¿Como es que dependemos tanto del móvil? Es una paradoja todo lo que pienso sobre este tema, porque pienso que el mundo necesita ayuda fuera de la "nube", pero creo que el Internet sirve de gran ayuda para esto...no mucha, pero es ayuda.
Lo que quiero decir con esta cargante entrada, tan aburrida, más incluso que el dialogo que mantiene Andrés Hurtado con su tío Iturrioz en "El árbol de las ciencias de Pio Baroja", es que vivimos quejándonos de cosas que podemos sobrellevar sin ningún tipo de problemas. No quiero decir que vaya a dejar de quejarme, ni pido que ustedes dejéis de hacerlo, creo que quejarse es una buena forma de no perder la cabeza, como ya dije siento una gran paradoja acerca de todo este tema.

📱Mi único objetivo al crear esta entrada era hacer recapacitar a un amigo y que deje de faltar solo porque ve que no le va a dar tiempo hacer nada, es importante asistir a clase y también para dejar palabras inmortales sobre que nunca más me dejare mal influenciar por este mismo amigo.
Ademas de mías quejas, también quería dejar algunas palabras de aliento. Entre muertes vectoriales y continuas caídas al abismo, se acercan los exámenes y a una velocidad admirable y un tanto desagradables. No me puedo quejar de mi calendario, pues solo tengo tres exámenes esta semana y poco más después, sin embargo, mis queridas amigas aspirantes a diversa profesiones empezaran los exámenes tan pronto como te entra el hambre.

La ausencia de móvil en mis manos, me impide estar enganchada a la red mediante whatsapp, cosa que esta muy bien a la hora de concentrarme en lo que son mis estudios, pero me aleja de estas personas a las que quiero y me fascina molestar (Solo espero que no me echen de menos)

Las echo de menos, echo de menos quedar con ellas y que nos lean yaoi por skype, se que no tardaremos en hacerlo cuando todo este sufrimiento acabe. Solo quería desearle suerte a estas preciosidades que más pronto que tarde estarán  examinándose de cosas muy importantes. (?)

Bueno creo que hoy me he enrollado demasiado escribiendo así que creo que es hora de despedirse con una...
¡DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!


viernes, 23 de enero de 2015

Amar es destruir.

Hola esnifadores, ¡Feliz fin de semana! ¿No creéis que últimamente escribo mucho y muy de seguido?¿No creéis que Chari y yo deberíamos subir un capitulo más de ven y engordame/ven y estruchame?¿Pero que esta pasando que nadie hace lo que tiene que hacer?
Estaría gracioso que alguien respondiera a la ultima pregunta.

Acabo de ponerme el pijama y me encuentro calentita en mi sofá frente a un folio azul. Y seguro que estáis deseando saber que pone en el papel (En realidad sé que no lo os preguntáis por dos simple razones: O ya lo sabéis o me leéis por compromiso o ambas cosas) En este papel tengo una historia macrorandom, pero antes de contar esta historia voy hablar de las otras autoras y del origen de los macrorandom. Tras una dura semana de estudios y sacrificio (Jugar con la plastilina, colorear y dejarme mal influenciar por CHRISTIAN) me propusieron hacer una quedada lectoral, lo que implica quedar con Lium y Chari para "crear","destruir","crear destruyendo" o "destruir creando". Lium ha propuesto un juego y consistía escribir en un folio una frase, este se dobla hacia atrás para que el siguiente jugador no lea la frase y escriba otra, así hasta rellenar por completo el folio, de forma que el resultado final sea inesperado y muy aleatorio. Nosotras somos tan chachis que hemos bautizado nuestros best seller (?) ¿Queréis saber ya que pone en el papel azul? ¿No? Pues os lo voy a contar igual.

Jack estaba drogado.
Notebook (y)Érase una vez un niño que se llamaba Jack y le gustaban los pasteles de chocolate.El chico fue a comprar pan de gamba y se encontró a su gemelo. Jack cogió un bollo de la repisa y se lo comió mientras la miraba sensualmente. Después, se dio la vuelta, ya que escuchó un ruido extraño,pero no había nada. Se encontró a un ornitorrinco y lo lamió. Se acercó a ella y le ofreció un poco. Se sentó en el suelo sorprendido y comenzó a pensar en lo que haría ahora. Se dio cuenta de que estaba drogado. Ella negó con la cabeza y se marchó, pero Jack le siguió se dio cuenta que se había enamorado. Al final, decidió que la vida no tenia mucho sentido, se subió a un sexto piso y dibujo pájaros en su cuaderno.


Lo oscurito.
Big cotton sugar. | via TumblrSara estaba triste porque no comía suficiente azúcar, así que para ser feliz compró algodón de azúcar y se lo comió. Ella creía que los caballos en realidad eran unicornios disfrazados de personas normales, era una chica muy inocente. Se encontró un "destroza este diario" y lo destrozó. Salió de la tienda  y se dirigió al parque mientras se camio el algodón de azúcar, pero se sintió observada y se marchó a casa. ¡Hablando de  comida! Le encantaban las judías rojas, pero creía que eran judías mágicas. Vio una puerta, la abrió y se encontró a los Magical gays bailando "wigo wigo wigo".
Entonces conoció a una chica que minutos antes se haba caído de la bicicleta frente a ella. Sarampión se hartó de lo que estaba haciendo y puso a bailar , cambien se cansó pronto de eso. Se subió a un árbol, vio una caracola de crema y se la comió. Sara le agarró de la mano y se la llevó a lo oscurito para hacer cosas yuri, despumes se enteró que se llamaba Chari.

VOLVEMOS A LA REALIDAD, bueno ¿Que os ha parecido las historias? No tienen ningún sentido, pero hay que tener en cuenta que los únicos datos que teníamos en común era el genero y el nombre del protagonista o la protagonista. Creo que estaría bien mejorar el juego, quiero decir, añadiendo algún tema y alguna situacion para que no sea tan aleatorio, pero con pautas o sin pautas es un juego muy divertido, no lo hagais en casa...bueno no es relativamente peligroso isa que si lo hacéis, hacedlo en casa de algún amigo y nunca en la vuestra (?).

Y bueno sé que es triste, pero me despido con una...
DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!

miércoles, 21 de enero de 2015

La curiosidad nunca mató al unicornio.

Bueno esnifadores tenia ganas de escribir esta entrada, porque es muy curioso. Es muy curioso la facilidad con la que se puede coger cariño a una persona. 
Sonará una chorrada, es curioso... tan solo le conocemos de una semana y ya su ausencia es extraña. Que una nueva persona llegué a tu vida y en cuestión de segundos pueda hacer que le cojas cariño es admirable.
Esta tarde reunida con un par de amigos en los 100 montaditos hemos estado hablando de él y lo mucho que lo hemos echado de menos hoy, a cada segundo sacando el tema. Y más que curioso para nosotros, lo será para él, que ni se imaginará todo esto. 

No solo me ha pasado esto con el nuevo compañero de clase, recientemente he conocido conocido como "J" así que llamemosle (J). Es un chico aproximadamente de mi estatura (1'65), con el peinado típico del antiguo "Justin Bieber" que hace siglos que nadie lleva, con un look interesante y lo más importante va repartiendo chupachups. Entrega pequeñas porciones de felicidad, es muy divertido y ademas te sella "Illo no" siempre que le ves. Le conozco desde muy poco, pero también le he cogido mucho cariño. Y me parece curioso como la gente aparece y se ganan su sitio en la vida de una persona. J me recomendó un anime "Mushishi" es bastante interesante y he llegado al capitulo 12. Me propuso verlo con el mientras hablábamos por skype y me estuvo esperando a que llegara al capitulo 8, solo para verlo juntos. ¿Es o no es motivo para cogerle cariño? Sí. 

No sé que más decir sobre este tema, pero piensen en ello. Una persona, que llega a tu vida y en cuestión de segundos es considerado/a un buen amigo/a y no sabes por qué. Voy a proponer algo nuevo y es que dejaran un comentario sobre esta experiencia. Obviamente yo tengo mucha más experiencias de este tipo, pero estas dos han sido las mas recientes. 

Así que me despido con una
DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!!

martes, 20 de enero de 2015

Random: El hijo más listo. xD

 Había una vez en un hermoso palacio de mármol blanco, donde por desgracia para los habitantes, la lluvia eran escasa vivía un rey con sus tres hijos. El rey muy preocupado por los cultivos que le daban de comer hizo llamar a su hijo mayor. Este se llamaba Marcus, de espalda ancha y rostro serio, para el rey el más sabio de sus hijos. El rey le pidió que subiera la colina que había tras el bosque y que le pidiera un poco de agua al reino vecino. Marcus, acepto.

Dos semanas después de la marcha de Marcus, el rey recibió un cofre del reino vecino. Cuando el rey hubo abierto la caja descubrió la cabeza de su hijo mayor. Llorando, hizo llamar al segundo más mayor y le comunicó en la situacion en la que estaba. A Edward, el segundo más mayor, se le ocurrió que podían vender al reino del sur algún objeto valioso. El rey desconforme con la idea, pero asumiendo que no podían hacer otra cosa le dio un cáliz de oro. 

Tres semanas después de su marcha, el rey recibió una carta con un par de monedas y un dedo humano decorado con un anillo, pudo reconocer en el anillo la inicial de su hijo Edward. Desesperado el rey bajo al sótano donde vivía su hijo más pequeño, George. Este tenia miedo a la luz solar, por eso vivía en una de las mazmorras donde se dedicaba a hacer cálculos matemáticos.

El rey le contó el problema a George que pareció muy calmado al enterarse de la muerte de sus dos hermanos. Entonces el más joven pensó y le pidió a su padre que le diera un pico y una pala. El rey no entendió nada pero le dio lo que pedía.

Cuatro semanas después, George salió de las mazmorras y le dijo a su padre que ya disponía de todo el agua que quisiera. El rey confuso le preguntó que a que se debía ye l joven le llevó a las mazmorras. Estas estaban inundadas. 
- ¿Pero como? - Dijo el Rey llevándose las manos a la cabeza.
- Creé un túnel subterráneo hasta el lago del reino vecino. - Dijo el más joven con una sonrisa en los labios. - Solo tuve que calcula la distancia. 

lunes, 19 de enero de 2015

Lovely Blog Award

Bueno esnifadores de purpurina, me han nominado al "Lovely Blog Award", es la primera vez que me nominan a algo así. Me nominaron a "Ice bucket challenge" y a #Fotoquenuncasubirias en instagram, ambas por mi mejor amiga, Chari. No tenia que hablar, ni escribir simplemente tenia que seguir instrucciones. No se muy bien como continuar esta entrada, porque es la primera vez.
He sido nominada por Mis momentos relax, como bien dice el titulo del blog, trata de los gustos y aficiones de Lorena, la administradora de este blog. Hace reseñas de mucha variedad de libros y  habla de diversos temas (películas, más libros, música...) 
Lo que me propone es decir 11 cosas de mi, de todas las cosas que tengo encima tengo que elegir 11. ¿Difícil verdad? Creo que debo empezar ya, así que comenzamos la cuenta atrás.
3
2
1
11 cosas de mi.
1. Bueno comento que tengo gafas, un poco de miopía. Resulta que cuando entre en cuarto de la ESO, mi novio, (Kapybeats) no paraba de repetirme a mi y a toda mi familia: "Necesitas gafas" y todos le quitaban importancia incluida yo. Un buen día decidieron llevarme a la óptica y tenia miopía, no mucha, pero la suficiente como para fruncir el ceño para ver mejor las largas distancias.
Y por eso tengo gafas. 

2. Nunca he tenido una mejor amiga. En realidad si he tenido, pero a la larga me han demostrado que no era así. Creo que sobre esto ya he hablado, pero forma una gran parte de mi. Tuve finitas mejores amigas a lo largo de mi vida, a las cual ya no considero como tal. Por eso el mágico día que Chari llego a mi vida lo recordaré siempre. Ademas que "Seria un privilegio que me rompiera el corazón" se que no lo hará, porque hoy ha estado viendo como potaba y no me odia.(?) He añadido un poco de humor a este punto. Charini te quiero.

3. Tengo un ponyo. Defino ponyo: pelo corto que crece aleatoriamente sobre mi cabeza. ¿Por que? Debido a un tic nervioso, como me gusta llamarlo aunque en realidad se trate de Tricotilominía, me tiraba del pelo así porque sí. Una manía extraña.  Y por esta razón tengo un Ponyo. Que originalmente es una niña pez del estudio ghibli. 

4. Adicta a la lectura. No puedo decir mucho más de eso, porque es un poco obvio. Me gusta leer casi desde siempre, recuerdo que siendo muy pequeña en playa de Mazagon, mis padres, primos y hermana se fueron a la playa, pero yo me quede en casa leyendo Julia B Jones. La colección semicompleta que tenia mi prima Cristina en la casa de la playa. Desde entonces leo mucho. 

5. ¿Por qué Reflexiones de un Unicornio? No había mas seres mitológicos que me llamaran la atención. Me gustan los unicornios, por que son bellos y mágicos. Existen muchas historias sobre Unicornios. Puede ser que quien los vea se convierta en semimago y quien  los toque se conviertan en magos, como nos cuanta mi ídolo Laura Gallego en Memorias de Idhun. Aunque más bien elegí el unicornio como icono de mi blog, porque en la mayorías de las leyenda se presentan como seres inmortales, como la palabra escrita.

6. Los picos. Esas miniaturas similares al pan que acompañan a cualquier tipo de tapa. Son adictivos, no solo para mi (por eso no creo que cuente como una de las 11 cosas sobre mi, pero nunca ha hablado sobre los picos y también forman parte de mi) sino que para todo el mundo. Se coge un pico, para empujar la comida, luego se termina de comer, seguimos comiendo picos, hasta que estos no desaparecen de la mesa, no paramos. ¿Y es esto un problema? Sí, porque se engorda. Y yo lo estoy, porque como picos en exceso. Y no solo picos, también otros tipo de comida como dulces: Chocolate. 

7. Sigo una ley del lector muy importante. No veo una película, si de ella existe un libro, si no he leído el dicho libro. Motivo: Si veo la película antes que leer el libro, me dan la historia masticadita y luego al leer el libro no es lo mismo. Ya se en cada momento lo que va a pasar se el final y empiezo a perder interés por el libro.

8. Escribo, no muy bien, pero escribo y espero ir mejorando esta habilidad. Estoy escribiendo una historia sobre la amistad, tengo ideas muy extraña para esta y no se si saldrán bien, pero ahora mismo lo único que hago es jugar con las palabras, ver como suenan cuando las reúno para contar algo que vive en mi mente, quiero decir que, mi esta historia (Return) es un experimento, simplemente eso... a ver como sale. Luego también escribo una historia con Chari, mi mejor amiga, titulada "Ven y engordame/Ven y estruchame) en este blog y en el suyo, Subimos teóricamente cada semana (los viernes), pero somos estudiantes y eso a la hora de la verdad no se lleva a cabo por desgracia. 

9. Soy joven, pero ya tengo en mente los nombres de mis futuros hijos. Jack, (por Jack de Memorias de Idhun), Kai (por Kai de Crónicas de la torre), Danielle, (por mi obsesión por el nombre de Daniel) y Isabella (porque mi boy tiene el pelo rizado entonces hay muchas posibilidades de que mi hija tenga el pelo similar y pueda cantarle: Isa, Isa tiene rizos) Sí, me gusta Phineas y Ferb.

10. Mi futuro, espero algún día terminar la carrera de Psicología que no he empezado. Sigo en bachillerato de ciencias intentando aprobar el curso y selectividad. Cosa que no estoy disfrutando, pero que me gustaría disfrutar. Aprovecho para decir que tengo unos profesores maravillosos, con un par de excepciones exactas, que nos están ayudando y nos dan el apoyo y los empujones que necesitamos para no acabar como cerdos de camino al matadero. 

11. La tecnología me repele. Los móviles me odian y los cargadores prefieren estar con otros miembros de mi familia. Vivo incomunicada con el mundo cuando mi ordenador esta encerrado y cada vez que me encuentro a un amigo por la calle me entero de cosas que si mi móvil estuviera operativo no me pillarían por sorpresa. Prometo sacar tiempo esta semana para desmontar mi casa en busca del LG prestado... eso es otra historia y debe ser contada en otro momento.

Aquí están las 11 cosas sobre mi, espero que no os decepciones. Bueno creo que ahora debo nominar algunas personas, como ya dije es la primera vez que me nominan a algo así. Y mis nominaciones son a: 
- Quesashu, porque es una de las personas que mejor escriben y con un corazón en el pecho que no me creo que le quepa, porque es super pequeña.( https://mqz15n.wordpress.com/ )
- Chari. Sé que ella no suele escribir en su blog cosas personales, pero teniendo en cuenta lo mucho que le cuesta hacer comentarios de texto y porque sé que escribe como los ángeles pero que se esconde, le invito a que se analice a si misma y escriba algo nuevo en su blog. ( http://lagallettadelasuerte.blogspot.com.es/

Y conozco poca gente que tenga un blog. Creo que esta es la entrada mas larga del mundo así que mejor me despido con una...
DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!!

sábado, 17 de enero de 2015

Ven y engórdame: Capítulo 8.





Capitulo 8.
-       ¿Por qué? – Me preguntó un poco confundida.
-       Kyuuri. – Dije solamente. Ella asintió con la cabeza, pero creo que no lo entendía.
-       ¿Te cae mal?
-       No. – Dije porque era la verdad, no me caía mal, era mi amigo, pero era insoportable y no sé porque creo que es insoportable. No me entiendo ni yo ahora mismo.
-       ¿Entonces? – Dijo aún más confundida.
-       Esa es la casa de Piru. – Dije señalando el portal y con la única intención de cambiar de tema. – Porterillo 3º A.
Llamé la porterillo y nos abrieron en seguida, parecía que estaban tras el telefonillo esperando a que llamáramos. Me acerqué al ascensor casi por instinto, pero antes de pulsar el botón recordé que Cookie tenía claustrofobia y fui directa a las escaleras. Subíamos muy cerca la una de la otra y comencé a ponerme un poco nerviosa. Tropecé un par de veces con mis propios pies y ocultaba esos traspiés con una inocente carcajada, ella me seguía. Llegué al tercer piso un poco asfixiada, por la falta de costumbre. Piru nos espera en la puerta sonriente.
-       Llegáis tarde. – Nos saludó. – Os toca la cocina.
-       Sí, es que Kyuuri se ha parado a molestar. – Dije tomando un poco de aire al terminar la frase.
-       Bueno, no valen las escusas os encargáis de la cena.
-       Sí, mama. – Dijo Cookie entrando por la puerta, como Pedro por la suya. Yo la seguí, pero Piru me cogió del brazo para impedírmelo.
-       ¿Cómo es que llegáis juntas? – Dijo un poco sorprendida.
-       La magia del destino. – Dije con una sonrisa pícara, ella me dedicó la misma y me soltó el brazo.
-       Me tienes que contar cosas, eeh, pillina. – Negué con la cabeza.
Entré en el pasillo y miré hacia la cocina. Saludé con la mano a Flan, que parecía ocupado ocultando algo. Entré en la concina y pase por el lado de Cookie.
-       ¿Te has ido ya? – Dijo Cookie, tenía las manos puestas sobre los ojos.
-       No. – Dijo Flan. – Cake puede verlo.
-       ¿El qué? - Cookie me dio un codazo y me indicó que me tapara los ojos con las manos, repitiendo la acción. Lo hice y me pegué un poco más a ella. Desprendía mucho calorcito. Sonreí, pero nadie pudo verlo porque mis brazos lo ocultaban.
-       Ya. – Escuché la voz lejana de Flan y aparte las manos de mi cara. Cookie no se movió. Entonces me puse frente a ella y le puse mis manos sobre la suyas para apartárselas y poder ver sus ojos de color marrones. Me miró confundida.
-       Ya. – le repetí en un susurro. Se había puesto un poco colorada, para quitar tensión le dediqué una sonrisa. - ¿No le has escuchado?
-       ¿El qué?
-       Flan. – Dije señalando la puerta de la cocina.
Salimos de la cocina una de tras de otra. Fuimos al salón donde debería estar todo preparado, pero no había nada. Me quede un poco en shock, ¿Qué habían estado haciendo? Entonces me fije en el centro de la mesa, había una patata con una vela clavada en el extremo. Parecía como una especie de…
-       Un Unitato. – Dije en voz alta, pero sonó con eco. Cookie me miró con los ojos muy abiertos y empezó a reírse, yo no entendí nada pero también me reí. Luego comprendí, entre risa y risa, que no me había sonado con eco, sino que lo había dicho a la vez que Cookie.
-       Que sincronización. – Dijo Piru junto a nosotras. – Casi da miedo.
-       Ya te digo. – Dijo Flan sentándose de golpe en el sofá. – Pues a esperar a que Mcflurry traiga a Helado.
-       ¿Qué habéis estado haciendo? – Dije mirando todo el salón, no había nada de decoración.
-       Este todo en el pasillo. - Me aclaró Piru. – Cuando ella entre queremos que se encuentre con la triste patata.

El timbre sonó y nos quedamos los cuatro mirando la patata un segundo. Volvió a sonar el timbre y Piru fue a abrir, Flan sacó un mechero y encendió la vela. Cookie y yo nos quedamos petrificadas en el sitio. Solo cuando Piru volvió y dijo que estaban en el ascensor, Cookie se movió hacia el sofá y se sentó en el brazo. Yo la seguí, como un perrito sigue a su ama y me senté a su lado. No tardaron en subir, pero esos minutos dieron para mucho, pensé en cómo sería mi vida ahora si no hubiera conocido a Cookie, aunque en cierto modo no sabía su nombre hasta hoy. Habría dicho que no a la propuesta de “fiesta” sorpresa de Helado, porque no estoy acostumbrada a estar con tanta gente a la vez, y solo seremos seis. Tampoco habría aceptado quedar tantas veces con mis amigas ajenas al barrio y si lo hubiera hecho seria poco a poco y no todos a la vez, aunque me gustó todo aquello. Lo que quiero decir que si no hubiera estado rallada por el no nombre de la chica de chocolate no me habría quedado aquel día hasta tan tarde, como para encontrarme con ella en el autobús, ni habría ido hoy almorzar fuera… todo esto ha pasado porque no sabía su nombre. Entonces volví al presente y me di cuenta que estaba jugando con los dedos de su mano. Con los dedos de Cookie. Sentí como mis mejillas se encendían y cambiaban de color. Alcé la vista y primero me encontré con la cara de idiota de Flan, que me miraba con los ojos muy abiertos, luego encontré la misma expresión en los ojos de Cookie. Solté su mano, como si así, todo se fuera a olvidar, pero no dejaron de mirarme. Bajé la vista de nuevo. Se escuchó el timbre de la puerta, y Piru volvió abrir la puerta. Helado y McFlurry ya habían llegado. Entraron en el salón y Cookie se puso en pie. Yo hice lo mismo e intenté disimular que todo era normal. Cuando Helado entro todos gritaron “Feliz cumpleaños”, yo incluida, aunque creo que no puse mucho entusiasmo. ¿Qué hacía yo tocándole la mano a…? Frustración. 


¿Que opinaba Cookie? --> Ven y estruchame.

lunes, 12 de enero de 2015

Los eBooks me han vencido.

Sé que estaréis conmigo con que un libro tiene ese poder de robar horas de nuestras vidas para regalarnos una nueva con la magia de las palabras y la imaginación. A todos los lectores nos encanta el olor de un libro...el desesperarnos porque hemos perdido el marca paginas, y el meter cualquier cosa en el libro para no perder la pagina. Pero nos están ganando.
Las tecnologías nos esta quitando este placer y cada vez somos más las personas que caemos en esta tentación. Admiró el reto de no dejadnos vencer por los libros electrónicos, ese reto de leer mínimo tres libros en formato PDF, pero no he podido superarlo. No puedo.  Me da pereza, y si consigo ponerme leer un libro en PDF, me aburro enseguida, los capítulos se me comienzan a hacer interminables, y me canso.
 (Tengo una brillante excepción) Wattpad. Leo varias historias en Wattpad escritas por amigos en su inmensa mayoría y aun así me cuesta mucho leerlas, lo hago porque las historias me gustan y porque si quiero saber que pasa, tengo que leerlo en Wattpad, ya que no le han concedido el placer de publicar en una editorial.
 Intente unirme al reto que deje en el lateral derecho de mi blog. "¡Vencer a los eBook!" y que voy a eliminar enseguida. No he superado el reto, lo he intentado, pero me ha sido imposible. No puedo leer si no tonteo con la esquina de un libro, sin el variable olor que presentan, sin guardar un recuerdo entre las paginas del libro (Usar como marca pagina una entrada de cine, un ticker del mercadona, una foto de carnet, un regalo de un amigo, una carta...) Más que no poder, es que no quiero. Me gusta leer en libros impresos, no en una table que en cualquier momento se puede quedar sin batería. No me gusta depender de un cargador, de una red eléctrica para leer.
Y lo siento por mis padres que verán como el dinero que me den/regalen/(gane) serán cambiado por libros y que ya no hay sitio para meter una pagina más en la casa, pero me gusta leer y no quiero despedirme de esas estanterías rebosantes de libros. Lo lamento mucho, pero me rindo. Quiero leer de la manera tradicional.
 Y bueno esnifadores, tengo que decirlo entonces: Los eBooks me han vencido.
 Me despido con una:
DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!!

miércoles, 7 de enero de 2015

Luz de luna

Hola esnifadores de purpurina. Estas navidades he estado leyendo Luz de luna, es un libro bastante finito, se podría leer en muy pocos odias e incluso horas, si enganchara. No engancha. No sé si es porque lo he leído en mal momento y en un futuro lo releo y me gusta, pero en esta primera lectura no me ha parecido un libro lo que viene  a ser buenos. Me acabo de dar cuenta lo mala que soy haciendo malas criticas. Me lo he leído con muy poco entusiasmo y el final lo leí casi desganada.

Como siempre digo, todos los libros merecen ser leídos, yo he leído este, no me ha gustado, pero puede que a ti te encante. ¿A que esperas para leerlo?

Y me despido con
UNA RACIÓN DE PURPURINA!

martes, 6 de enero de 2015

El regalo.

Hace mucho tiempo, exactamente veintiún años, los nombrados y famosos Reyes Magos llegaron a una casa antes de lo que le tocaba. Allí vivía una feliz pareja que deseaban ansiosos tener una hija. Los tres magos encantados le concedieron el deseo y dejo a uno de los más bellos ángeles en el seno de aquella familia. El ángel creció siendo amada por todos los que la rodeaban. Complacidos por su "nueva" hija, los padres le colmaron de regalos y de cariño. El ángel vivió feliz, aprendió apreciar la buena música y la mejor de las literatura. Se esforzaba por ser mejor cada día para que sus padres estuvieran orgullosos de ella.

Pero no solo fue importante para sus padres, también para sus amigos. Todos el mundo que la conocía comenzaba apreciarla casi al instante. El ángel, hacia lo posible para que sus amigos fueran felices, lo que la convertía en la mejor amiga de todos. Con el paso del tiempo, el ángel se hizo una mujer, olvidando muchas cosas que habían formado parte de su infancia.

Tenia muchos cambios de humor y sus enfados provocaban tormenta. Solía salir de noche y le dedicaba poco tiempo a sus padres. El ángel había sido siempre un regalo para ellos, pero ahora estaba comportándose de un modo extraño y los padres no sabían como hacer que volviera a ser si niña de siempre.  El tiempo seguía pasando y el ángel, terminó sus estudios y comenzó a trabajar.

No volvió a ser la niña que fue, pero volvió a prestar atención a sus padres. El ángel dejo de ser un ángel, y se convirtió en una adulta responsable, pero aunque su condición celestial hubiera desparecido, ella siempre fue un hermoso regalo para todos aquellos que la conocieran.

-----------------------N/A-------------------------------------------------

Es un cuento un poco cutre, he intentado reflejar lo que es la vida teniendo como protagonista a mi ángel y uno de mis mayores tesoro. Sandra. Cumpliendo recientemente 21 años, ha sido uno de los mejores regalos de la vida.
Te quiero Sandra,
Feliz Cumpleaños


Y me despido con una
DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!!

viernes, 2 de enero de 2015

Ven y engórdame: Capitulo 7



Capitulo 7
Miraba por la ventana un poco nerviosa. Yo no. Ella. Cookie, porque al fin sabia su nombre. No dejaba de mirarla y sonreír como un niño con juguete nuevo o con una galleta. Una Cookie. Solo espero que no se note mis pegajosos ojos sobre ella. De pronto me encontré con su mirada. 
-       ¿Por qué me miras tanto? - Mierda, se ha dado cuenta. ¿Qué le digo? 
-       mmmmm... Porque eres guapa. - Se quedó en silencio. Entonces me di cuenta de lo que había dicho y me apresure a arreglarlo. - Me gusta mirar a las personas guapas. - Sí le estoy citando. - y hace tiempo decidí no privarme de los sencillos placeres de la vida. 
-       Augustus Waters. - Sí, le he citado. Es el amo en arreglar situaciones de este tipo. 
-       Más bien, Ron Green. - Me sonrió. La tengo en el bote. Este nombrado autor es un conquistador nato. De repente vi la casa de Piru, miré hacia el letrero. El autobús no va a parar, nadie había pulsado  el botón e iba a pasar de largo.  Miré a Cookie, parecía no haberse dado cuenta. Vi la parada pasar atreves de la ventana. – Nos hemos pasado la parada. – Dije pulsando el botón para bajarnos en la siguiente. Me parecía que lo había dicho de manera muy seca, pero ahora podría dar un paseo con ella y quien sabe después…
-       Nos bajamos en la siguiente entonces.
Mire mi dedo sobre el botón y luego la volví a mirar.
-       Si bueno, había pensado eso.  – Asintió (con la cabeza) Silencio incómodo.
No volvimos hablar hasta que las puertas del autobús se abrieron exclusivamente para nosotras. Dimos cuatro o cinco pasos aun con el silencio incomodo en nuestras cabezas. Seguramente en su cabeza habrá grillos grillando. Sonreí y ella me miró con otra sonrisa.
-       ¿Por qué sonríes?
-       ¿Tenías grillos en tu cabeza? – La miré muy segura de mis palabras. – Porque han saltado a la mía.
Me miró con los ojos abiertos de par en par, como cuando al ciudadano del Animal Crossing  le pica una abeja. Me reí, creo que he acertado.
-       ¿Cómo has sabido lo que había dentro de mi cabeza?
-       Ya te lo he dicho. – Dije muy sonriente. – Han saltado a mi cabeza.
Empezó a reírse ella también y pasamos buen parte del camino riendo y sin decir nada. Era difícil no reírse estando con ella, parecía tan inocente. La parada en la que nos habíamos bajado estaba bastante lejos de la anterior, donde deberíamos habernos bajado, pero ya podía calcular los pasos que nos faltaban. Cincuenta pasos para la esquina y treinta pasos para la anterior parada, luego vente para la casa de Piru y ha llegado usted a su destino. Comencé a contar. Un paso, Dos paso, tres pasos, cuatro pasos, cinco pasos…Dejo de mirar mis pies y miro los de Cookie. Una mierda. La empujo. Seis pasos, siete pasos.
-       ¿Qué haces? – Gritó un poco enfadada.
-       Una cacota. – Dije señalando el suelo.  Ella miró hacia abajo y se puso muy colorada.
-       Arigatou. – Dijo sin despegar sus ojos marrones de la cacota.
Me quede en silencio, buscando en mi cabeza la palabra de nada en cualquier otro idioma, pero no, en mi cabeza no había nada.
-       No hay de qué. – Dije mirando al frente, como una supera héroe, me sentía así. He salvado a una princesita de aplastar una cacota.
-       ¿Falta mucho?
-       ¿No sabes donde vive Piru? – Le ataqué con otra pregunta sin responder a la suya.
-       Mentiría si dijera que sí.
-       ¿Contabas conmigo entonces desde el principio?
-       Pensaba llamar… - Se quedó callada un rato. – cuando llegara al barrio.
-       En ese caso, es una suerte que me hayas encontrado. – Dije ignorando por completo su respuesta.
-       Pues sí. – Dijo sonriente. – Me has salvado de una cacota y encima me indicas el camino. – Sonreí orgullosa. Me ama.
-       Quedan… - me quede pensando. – Aproximadamente 40 pasos, contando lo que nos queda para la parada.  – Dije señalando la parada que ya estaba a la vuelta de la esquina y podía verse un poquito. 
-       Lo tienes todo calculado.  – Volví a sonreír satisfecha.
Entonces una mano me sorprendió por el hombro y me asusté un poco. Deje escapar un grito. Me giré y comprobé que era Kyuuri. Tenía más barba que la última vez que le vi en el instituto y parecía un vagabundo.  Vestía un largo abrigo verde y una bufanda. No le reconocí de inmediato porque no era su estilo.
-       Kyu.  – Dije con un poco de duda. - ¿Qué mierda te ha pasado?
-       Estoy tristón. – Dijo tocándose la barba.
-       Ya veo, ¿estás de incognito o que te pasa? – Dije tocándole el abrigo tan impropio de él.
-       Bueno, sí. – Dijo mirando más allá de nosotras. – Es largo de explicar. – Volvió a centrar su mirada en mí y luego en Cookie. - ¿Y esta chica es…?
-       Cookie. – Contesté muy rápidamente y muy orgullosa de saber su nombre. – Es nueva en el Dulce de Leche.
-       Vaya. – Dijo tendiéndole una  mano. – Te acompaño en el sentimiento, no te había visto por allí. 
-       Como ha dicho Cake, soy nuevo. –  Cookie le aceptó la mano y no tardaron en separarse. -  ¿y tú eres?
-       Kyuuri. – Dijo guardando su mano en el bolsillo del abrigo y mirando “seductoramente” a Cookie. – Es un nombre muy gay, pero no lo soy.
-       Bueno. – le interrumpí. – Eso es discutible, hasta cierto punto: obvio.
-       ¿Qué insinúas? – Dijo mirándome un poco enfadado.
-       Ya te he dicho lo que pienso sobre tu orientación sexual. – Miré de reojo a Cookie, estaba sonriente.
-       Bueno, me da igual. – Dijo volviendo a mirar a Cookie. -  Estoy para lo que tú quieras señorita.
-       ¿Desde cuando eres tan educado?  - Pregunté un poco confundida.
-       Solo soy educado con las bellas jóvenes.
-       Aaah, gracias por la parte que me toca. – Dije cruzándome de hombros.
-       No te pongas Celosilla, Cak, sabes que te quiero. - Alcé una ceja. – pero no es lo mismo.
-       Ya… - Agarré la mano de Cookie y me di la vuelta. – Adiós, Kyu.
-       ¿A dónde vais?
-       No te importa. – Dije alzando la voz un poco molesta.
¿Qué me pasaba? No entendía nada. Siempre he sido muy seca con él, pero hoy he sido el doble. Éramos buenos amigos aunque respetábamos las distancias. Kyuuri no solía tener esas vestimentas, era un poco más elegante y el color azul nunca faltaba en sus conjuntos. No me di cuenta que tenía el ceño fruncido hasta que me vi reflejada en una ventana.
-       ¿Qué mierda acaba de pasar? – Escuché que preguntó Cookie, la miré y entonces recordé que la tenía agarrada de la mano y la solté. Me puse roja como una cereza, por cambiar un poco la expresión.
-       Nada, que debiste pisar la mierda. 


¿Como fue para Cookie? -> Ven y estruchame.


-----------------------------------------------------------------------

N/A
Bueno, esta nota va dirigida a la cita de Augustus Waters, todos los famosos que metemos en la historia tienen moldeados sus nombres para que sean comida, pero Waters significa agua y agua entra en mi pirámide de alimentos, así que su nombre ya esta moldeado. Gracias John Green por escribir un personaje ya listo para ser introducido en Ven y engórdame.