miércoles, 29 de octubre de 2014

Alumna distraída.

Alumna distraída. Existe muchos tipos de alumnas yo entro en la categoría de las distraídas. Mi mente piensa en muchas cosas a la vez, lo que he hecho, lo que estoy haciendo y lo que voy hacer es una de mis mas frecuentes preocupaciones. Si lo que he hecho esta bien o esta mal. Si lo que estoy haciendo es lo que debería hacer. Y si lo que voy hacer será lo que esperan de mi. Mi mente vaga mas en el pasado, en todo los problemas que por mi culpa o por mi no culpa han surgido.
Donde mas suelo estar mas distraída es en clase y no es que me encanté estar distraída, todo lo contrario a veces me enfado conmigo misma por distraerme tanto. A estas alturas creo que he aprendido a controlarme un poco, me distraigo con menos frecuencia, pero siguen existiendo esos días malos, en los que tu cuerpo solo te pide acurrucarte en un sofá y permanecer en silencio, ademas de que darías cualquier cosa por dejar de pensar tan solo un minuto.
Yo, hace tiempo que me rendí en filosofía. Ojo que no he abandonado la asignatura, Filosofía es una de las asignaturas mas interesante que existen en el programa de bachillerato y la hace mas interesante si el profesor que te explica dicha asignatura sepa exhibirla, Quiero decir, que el profesor sepa dar las clases. Actualmente tengo mucho que decirle a mi profesor de filosofía (llamemos le "H") Empezando porque la filosofía no es sinónimo de anatomía ni mucho menos de sexología, las partes del cuerpo nos la sabemos y sino habrá otras horas para estudiarlas, la diferencias físicas entre la mujer y el hombre, también las conocemos... y demás temas ajenos a la filosofía. Me gustaría hablar de mi antiguo y amado profesor de filosofía (llamemos le "A") Él si sabia como dar una clase decente de filosofía, era capaz de que te quedaras rayado al salir de sus clases, que llegaras a tu casa y siguieras pensando en la clase de filosofía, porque ¿Que es la filosofía sino es rayarse? "A" se presentó, por primera vez, para darnos la asignatura de Ética y la primera impresión no fue buena. Se presentó diciendo que lo odiaba todo y parecía bastante estricto, pero nada mas lejos. Tras ese primer día me comí la cabeza con unas preguntas: ¿ Lo odiaba todo por qué amaba lo real?¿Y que le decía a él que todo era real, que las personas son reales?

Quería quejarme de "H" y he acabado extrañando a "A". "H" se considera el único que lee "libros buenos", el único que prefiere estar en un sitio solitario a estar en una fiesta con mucha gente, se cree único por haber estudiado Filosofía. Es mucha la rabia que hoy tengo acumulada hacia este señor. Hace tiempo que decidí estudiar por mi cuenta, asistir a clase, porque por faltas me suspende, pero estudiar por mi cuenta. Estaba haciendo pues mi resumen de Aristóteles, cuando "H" me preguntó por una cosa (No recuerdo que me pregunto, me pilló distraída  y sumergida en mi resumen) le dije que no lo sabia. Como renuncié a intentar entender sus discursos sin argumentos, me volví a concentrar en mi resumen y al rato me volvió a preguntar otra cosa obviamente volví a responder "No lo sé" y él preocupado por mis pocos conocimientos dice: "¡No sabes nada! ¡Incorpórate a la clase!" No le respondí, me digne a mirarle con odio un poco descaradamente mientras rompía un bolígrafo. ¡DIOS NO ROMPO UN BIÓGRAFO DESDE HACE CASI DOS AÑOS EN CLASES DE INGLES! "H" debería estar contento conmigo porque hay muchas cosas que me gustaría reprocharle, contestarle y demás y no lo hago por respeto. Y no sé como seguir explicando mi indignación con respecto a este hombre sin perder el uso de la buena palabra.

PD: Aunque me rendí y decidí "no atender a sus clases" el otro día explicó el significado de "Amar". Amar, según "H", es desear tener lo que no tienes. Parece una definición con sentido, pero para que cobrara mas sentido el profesor puso un ejemplo. "¿Queremos el titulo de la ESO? No, porque lo tenemos. ¿Queremos el titulo de Bachillerato? Si, porque no lo tenemos." El pobre se quedo tan pancho al decir eso, pero pensé (Si, yo pienso)  Yo no amo el titulo de bachillerato con mucho que lo quiera, porque no es el mismo sentimiento. Tu puedes querer algo que no tienes y cuando lo tienes ya no lo deseas, por que ya lo tienes y no puedes desear tener algo que no tienes. Hasta hay estamos todos de acuerdos, pero ese querer no es amar, tu no amas a un titulo de bachillerato y no dejo de querer sacármelo. En fin...

Me despido con un bolígrafo roto y una
DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!

lunes, 27 de octubre de 2014

Te quiero, bueno te queremos Chari.



Hola esnifadores de purpurina. Hoy reúno unas palabras para mi mas querida amiga Chari.  Hace tiempo que ya no dedico tantas palabras a una persona y no es que no lo sienta, pero a lo largo de mi corta vida he dedicado bastante tiempo a buscar las palabras adecuadas para decir “te quiero” a una persona. Todas las palabras que he dedicado casi siempre han sido respondidas con un simple “Gracias” o “Yo también te quiero” y ahora ni ellas ni yo recordamos esas palabras. Por ello siempre he tenido miedo de volver a decir todo lo que siento hacia una persona esforzándome por buscar las palabras adecuadas, hace tiempo que mis largas dedicatorias no son dirigidas a nadie en concreto sino en global, por miedo, a como me ha pasado casi siempre, todo esfuerzo quede en nada. Toda muestra de cariño quede en un bonito recuerdo. Ahora puedo decir que no tengo miedo a eso, porque se que ahora es para siempre.Querida Chari:Primero quiero disculparme porque durante toda nuestra relación he creído que tu cumpleaños era hoy día 27 de octubre. Lamento no haberme quedado con la fecha exacta “26 de octubre”. Lo lamento y mucho. Soy un poco despistadas para los cumpleaños, voy a contaros un secreto, normalmente tengo un móvil que me avisa sobre estas cosas, pero ahora no tengo. XDTe conozco de hace relativamente poco, pero he creo que he conseguido conocerte mas de lo que he podido conocer a otras personas que  conozco desde hace ya bastante tiempo y a día de hoy sigo sin lograr comprender. Va a sonar un poco estúpido pero creo que desde que nos conocimos “en plan oficialmente” y empezamos a conocernos "en plan creando la amistad que ahora nos une" ambas nos dimos cuenta de que nos necesitábamos mutuamente, yo al menos he llegado a creer que te necesitaba, necesitaba una amiga a la que poder dar el coñazo las 24h y una que me pueda dar el coñazo a mi. Es extraño, pero lo siento a si. Eres especial. Hace mucho tiempo que no tengo el gusto de pensar en alguien como en mi “mejor amiga” y estoy contenta de que hoy pueda pensar en ti como tal. Todo esto me esta costando, porque es como exprimir los sentimientos y hacer un zumo con ellos para que a ti te sepa rico, y no es tan fácil como me creía que seria . Ser escritora es mas fácil que querer serlo...
Y sigo pensando que haberte conocido ha sido una suerte increíble, porque no solo gano un contacto mas en whatsapp, ni un amigo mas en facebook, sino una magnifica amiga más.Son pocas las personas a las que hoy considero amigas y me siento muy feliz de decirte: “Lo siento, pero estas en la friendzone (?)”Me alegro mucho de haber celebrado contigo tus dieciocho años porque he sentido que lo celebraba contigo. No me he explicado bien. Quiero decir que he sentido como si yo volviera a celebrar mis dieciochos porque cada regalo que te daban a ti es como si me lo hubieran dado a mi. Y hoy cunado te he visto con la camiseta de Totoro, me he puesto muy contenta. ^-^Tienes una alegría contagiosa y por lo tanto voy a intentar que esa alegría no se agote nunca. ^-^Te deseo un feliz cumpleaños (Atrasado) y que disfrutes tus dieciochos años, aprovecha que dentro de dos o tres años el carnet joven se te caduca y los 5% de descuento en la casa del libro no lo vas a tener.Te quiero mucho y se feliz, porque solo así tus amigas serán completamente felices.
PD: He escrito todo esto mientras desenredaba los cascos del mp4. No me ha quedado muy mal en realidad.


Bueno me despido con un fuerte abrazo para Charini y otro así simplón para el resto de ustedes... aaah y con una..


DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!  

lunes, 20 de octubre de 2014

sábado, 18 de octubre de 2014

Ven y engórdame: Capitulo 2


Capitulo 2. 

Abrí los ojos de par en par. Se me había olvidado cenar. Miré de reojo el reloj de la pared de mi no cuarto y me escondí bajo las sabanas a solas con el rujir de mi estomago. Eran las 02:30 a.m podría levantarme abrir la nevera y cenar algo, pero eso eran demasiados esfuerzos pasa mi. Decidí pasar hambre por esa noche. No comía desde el bocadillo de nutella de la merienda. Suspiré. Por un momento me imagine a la chica, cuyo nombre no recordaba, que conocí ayer. Tenia cara de saber hacer dulces. Me la imaginé haciendo bizcochos con extra de cacao.
Ahora que la intentaba imaginar creo no ser fiel a la realidad. No era la primera vez que me pasa, cuando intentaba imaginar a una persona esta obtenía una forma de dibujitos animados en mi mente. Pelo castaño oscuro, tan oscuro que era similar a chocolate negro. Sus ojos hacían juego con el pelo. (Eran del mismo color para mis lectores tontitos) Bueno quizás un poco mas claros.
Me quede pensando si esa imagen se parecía a la chica real.
Mi barriga interrumpió mis pensamientos idiotas. Me destapé de golpe y chillé. “COMIDA VEN A MI.”
Me miré en el espejo y me vi ridícula. Una vez mas vi ese color de pelo no identificado y mi cara bañada de pepitas de chocolate con leche. Me senté en la cama con la punta de los pies tocando el suelo y miré a mi hermana que dormía justo al lado. Yo chillando y ella durmiendo como si nada. La observe hasta que descubrí que tenia los cascos puestos a todo volumen y si me concentraba podía escuchar un poco de su ruido favorito. Miré de nuevo hacia la puerta y me encontré con una silueta. Chillé y me volví a meter bajo el edredón. Luego escuche la aproximación de unos pasos y luego me destapan de golpe. "Voy a morir" Pensé.
- ¿QUIERES DEJAR DE CHILLAR A ESTAS HORAS? - Chilló la voz aguda de mi madre.
- Que susto me has dado, Má. - Me incorporé y le quite el edredón de las manos para volver a taparme. Ella me miraba con una ceja alzada y la boca torcida. - Lo siento.
Salió del cuarto y se encerró en el suyo. Y me quede sola, sola con mi hambre.
~O~
Me volvía a encontrar sentada en el suelo frente al aula leyendo un libro. Había llegado 5 minutos antes pero aun así estaba completamente sola. Me escondí en mi libro, que me absorbió en cuestión de segundos.
No volví a la realidad hasta que una sombra empezó a quitarme visión. Una persona se había puesto entre la tenue luz de la bombilla y mi libro. No podía seguir leyendo así que alce la vista. Era la chica, la chica cuyo nombre no recordaba. 
Estaba de espaldas a mi y vestía una sudadera roja. Recuerdo que ayer tenia una del mismo color, pero no eran la misma. Su color favorito: el rojo. Estaba completamente segura.
- Buenos días. - Quería preguntarle el nombre, pero no me atreví. Seria reconocer mi poca memoria. 
- Buenas días, Ca.. - dijo mientras se giraba. 
- ...ke. - Ella no se acordaba del mio, porque yo no me atrevía a preguntar. ¿Estoy mongola o qué? 
- Eso. - Soltó una tímida carcajada. - ¿Podrías decirme donde esta el salón de acto? 
- Sí, en la planta de arriba, ¿Por? 
- Una charla... - Parecía que esas palabras le pesaban. 
- ¿A primera hora?  - Miré mi aula, seguía cerrada. - Pues voy contigo, mi clase no aparece. 
- Es una mierda, llego a saberlo y duermo mas. - Dijo riendo de nuevo.
- Pues la verdad es que si. Que rabia...
El silencio duro todo el trayecto, cuando tímidamente asomamos la cabeza por la puerta del salón de actos divisé a mis compañeros de clases en primera fila. Entrecerré los ojos, lanzando les silenciosas balas mortales. Ya podrían haberme avisado. Con toda seguridad  lo que sentía ahora mismo era odio. 
Me senté junto a la chica de chocolate, llamemos le así temporalmente.

¿Como fue para Cookie? ->Ven y estruchame. 

jueves, 16 de octubre de 2014

Típico...


Buenas tardes esnifadores de purpurina, hoy de camino a casa he pensado en el típico “Amigas para siempre y ahora ni se hablan” Y me ha hecho gracia, porque he tenido la suerte de tener una amiga para siempre que ahora no me dirige ni un saludo. Empecemos desde mi mas “feliz” infancia. Yo en la guardería... (No, tanto no, yo aun no conocía bien el concepto “Amiga”) Empezamos mas o menos en el periodo de primaria. Cuando tu dicha mejor amiga te podía APS en todo los cuadernos en grande con fosforito y cuando las dedicatorias eran tan simples como esas iniciales. No se preocupaban en escribir mas nada, el APS era todo lo que una tenia que decir.Aun conservo los papeles, con todos los APS que me dedicaban, permiten me que me ria un poco de lo inocente que era y en cierto modo sigo siendo. “Amigas Para Siempre” eso en realidad debería considerarse un APSHQSMO “Amigas Para Siempre Hasta Que Se Me Olvide”, lo que pasa que eso quedaba un poco largo y eran conceptos a los que nuestra inocente mente no llegaba.Yo también he escrito alguna dedicatoria a viejas amigas y he añadido “APS” y ahora no le hablo, pero ellas tampoco han hecho nada por hablarme a mi y también me habían dedicado un APS.Es un error por mi parte repetirme tanto, pero no se explicar de otro modo mi absurda reflexión en el autobús (sin dar nombres y acusar *Cara maligna*)Mis APS son inexistentes hoy día. Y en cambio la persona que menos APS me dedicaba es con la que sigo manteniendo contacto y ademas esta chica me llama MAIz “Mejor Amiga de la infancia” La Z no la entiendo, sera de “Zorra” (?) Llamemos a esta chica P. P es la única amiga que puedo decir que es de verdad con certeza, porque aunque han pasado los años. y hemos tenidos nuestros acercamientos y nuestros distanciamientos , esta hoy conmigo, apoyándome y dándome todo el amor que es capaz de dar. Con el paso de los años, si es verdad, no hemos estado mas unidas, cada una a seguido su camino y hemos encontrado otras amistades. Ella tiene su mejor amiga y yo tengo actualmente la mía (Y espero que sea para siempre) y sin embargo nos dirigimos la palabra y nos prestamos apoyo y nos preocupamos la una por la otra. Y pocas veces nos hemos dedicado un APS en nuestra infancia. Tengo una caja llena de dedicatorias de otras chicas, llamemos la A y otra B son las que ya no era simples APS, si no que ademas me dedicaban MAPS, No eran mis amigas, eran mis mejores amigas. Y ahora puedo contar las veces que me han dirigido la mirada con una mano.Conservo un anillo con las iniciales “LMLMCEM APS” Esas eran las iniciales de un grupo de amigas. Ese grupo de amigas se ha dividido por completo. Todo esto lo estoy escribiendo para autoconvencerme de que tantos te quiero, tantos para siempre y tanta amistad que se dice tener dura relativamente poco y toda esas palabrerías bonitas salidas del corazón son demasiado efímeras de lo que nos gustaría. Y mas concretamente con una de esas chicas a las que consideraba amigas hasta hace aproximadamente un año, que entre enfados y reconciliaciones siempre hemos conseguido llevarnos bien. Ahora ya no quiere dedicarme ni un segundo de su vida, después de las horas que le he dedicado yo. Y pesé a lo tonta que dicen que soy por seguir pensando en esa chica, sigo sin arrepentirme de haberla considerado alguna vez amiga.
Luego esta que yo, sigo viéndola con bastante frecuencia y el notarla diferente, me preocupa. Y ahora vendar "Chari" a decirme "Tu eres tonta" pero es lo que siento. Me preocupo por como pueda estar. Si esta bien, me alegraría y si esta mal, pues ella renegó de mi hombro. No voy hacer nada para que ester mejor en el caso de que le vaya mal, pero tengo esta preocupación y cuando coincidimos en el autobús y la observo. Sé que no es la misma que era. Y no se si eso es bueno o malo.

Y me despido con una triste
DOBLE RACIÓN DE PURPURINA!

domingo, 5 de octubre de 2014

Ven y Engórdame: Capitulo 1.


Capitulo 1: 

Las ganas del ir al instituto no existían nunca habían existido, pero me levante de la cama  y arrastre mis pies hasta la cocina donde Dulce Amargo se comía sus cereales con la boca abierta. Dulce Amargo era mi hermana pequeña luchaba por hacerme la vida imposible, se comía mi comida, pero aun así presumía de un cuerpo fino y sencillamente perfecto, nada que ver con mis pesados bultos sobresalientes sobre el pantalón.
Estaba todo el día comiendo, yo en cambio no. Dulce Amargo estaba todo el día patines arriba, patines abajo y diciéndome con sus enormes ojos maquillados "Tu nunca aprendiste". Y por eso estoy gorda, no solo por que no me privo de nada, si no porque no hago nada de deporte.

Abrí la nevera y saqué leche. "Muuuucha suerte" leí en la caja sobre el rascador para descubrir sorpresa. Nunca rascábamos. Vagamente me dirigí a la despensa y saqué el colacao. Cuando tenia las dos manos ocupadas decidí coger el vaso con el sobaco. Estaba saliendo de la cocina cunado recordé lo mas importante. LA CUCHARA. Solté un bufido y me di la vuelta. Conseguí abrir el cajón con el dedo meñique y metí la cabeza par agarrar una cuchara con los dientes. Tardé pero lo logré.

Me fui a la salita, donde me esperaba mi amado sofá. Tenia una relación extraña con los muebles de mi casa, pero mi sofá era especial. Me encantaría poder dormir ahí, acurrucada en sus grandes brazos rodeada de su mantita calentita y junto a una pila de libros en el lado derecho. Deje todo sobre la mesa y me senté.
Leche + 4(Cuchara-Colacao-Leche) lo moví varias veces hasta que la leche cogió un color marroncito y me lo bebí de un trago.

Cinco minutos después ya estaba en la puerta del instituto. No suelo ser tan rápida, pero ese día en cinco minutos ya estaba dentro del instituto sentada en el suelo leyendo un libro. Mis compañeros no tardaron en llegar, pero mi lectura fue larga ya que no me hablaba con ninguno. Las razones no eran concluyentes, pero siempre estaba sola. Era el Cake de la vergüenza, el último que queda en el plato y el que por tanto nadie se quiere comer. No era asocial, tenia amigos y amigas sueltas en los diferentes cursos de Dulce de Leche, pero siempre me tocaba la clase en la que todos los compañeros podían ser de todo menos simpáticos.

Después de una dura mañana, después de 30 garabatos en el margen de los cuadernos y 6 intentos de algo parecido al Manga, sonó última hora. Todos salieron a empujones al pasillo y algunos salieron por la puerta para huir de la mas dura clase. La última. Me quedé mirando la puerta con recelo, tenia ganas de irme. Ahora tocaba ingles y no recuerdo haber hecho los deberes que la profesora insistió que hiciéramos en este fin de semana. Tarde unos minutos en decidir volver a la multitud e ir a clase como una alumna aplicada, una alumna aplicada que no soy. Intenté no chocar con nadie. Encoger hombro izquierdo, luego el derecho, ahora ando de perfil. Miré mi reloj de pulsera. Llegaba tarde. Apresure el paso rozando a las personas. (Sí, bueno, no me gusta rozar a las personas desconocidas ¿vale?)
Los deberes, volví a recordar que no los había hecho y la humillación que sufriría entonces seria insuperable. Absorta en mis pensamientos choqué con alguien y mi archivador cayó al suelo y sus hojas se esparcieron, todos mis apuntes hechos caos. "Me Cago en la ****"pensé, pero mis labios soltaron la palabra "Mierda" Me agaché a recogerlos lo mas rápido que pudo y divise como mi amiga Piruleta me ayudaba. Cuando me puse en pie me tendió dos o tres folios que guarde en el archivador de mala manera.
- Lo siento, Cake. – Dijo Piruleta. – No te vi.
- No pasa nada, Piru. – Le sonreí. – Tengo un poco de prisa, clase con Amargura. - Solté como si eso explicara mi despiste y muchas otras cosas.
- Vaya lo siento. – Piruleta me dedicó una sonrisa. – Te presento a Cokie, es nueva. Ella es Cake.
- Encantada Cake. – Añadió la joven. No era muy alta y su figura quedaba escondida tras un gordo archivador. Vaya, ¿Estaba ahí cuando me levanté? Le dediqué una sonrisa vaga y ella me devolvió una tímida. Miré mi reloj llegaba 10 minutos tarde y podrían llegar a los 15 minutos si no me daba prisa.
- Igualmente. Adiós.
Y corrí hasta la clase. Obviamente llegué tarde.

¿Como fue para Cookie? -> Ven y estruchame.